CK pide prestado a los argentinos con bonos a 5 años

Economista24.- El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha entendido que está difí­cil el crédito en los mercados internacionales, por lo cual ha decidido endeudarse dentro de la Argentina, apenas dos dí­as después de que se hiciera una tregua en el paro campesino que puso a la mandataria en jaque por el desbastecimiento provocado en apenas tres semanas de paralización.

Los analistas económicos no están del todo complacidos con la manera en la que el gobierno de Fernández de Kirchner manejó el conflicto con los sectores agrí­colas, reporta el diario Los Andes, añadiendo que “no hay señales de que se esté trabajando en frenar la inflación”, lo cual dificulta la venta de papeles de deuda en el mercado foráneo – con excepción de Venezuela, que en el pasado no ha tenido miramientos para adquirir bonos argentinos, lo cual ha agradecido profundamente la pareja Kirchner.

La cartera de Economí­a de Argentina licitará hoy la primera emisión del Bonar 2013, un nuevo bono a cinco años por un monto entre 750 y 1000 millones de Pesos Argentinos, equivalentes a unos 230 / 300 millones de dólares. El bono, a tasa variable, está destinado principalmente a fondos de pensiones y jubilaciones, que gozan de una importante liquidez y buscan opciones para colocar sus fondos, empresas aseguradoras e instituciones financieras argentinas.

El gobierno está autorizado para emitir hasta 4.000 millones de pesos más (USD $1.200 millones) de este mismo instrumento, caracterizado por un capital que será pagado al vencimiento en 2013 e intereses cancelados trimestralmente.

A mediados de marzo, se encendió la polémica por cifras contradictorias de inflación que hicieron sospechar a los analistas que el INDEC (Instituto Nacional de Estadí­sticas y Censos) argentino ha manipulado las cifras de inflación durante los últimos 13 meses. Mientras el organismo oficial publica cifras de inflación de 8,5% para 2007, las consultoras privadas calculan la subida de los precios entre 15% y 23,9%.

Los nuevos papeles argentinos tomarán como referencia para el pago de intereses la tasa Badlar (la de depósitos a plazo fijo) en lugar del í­ndice oficial llamado Coeficiente de Estabilización de Referencia (que se calcula en base a las cifras del Indice de Precios al Consumidor –inflación– de los dos meses previos y el de los primeros 6 dí­as del mes en curso), lo que ha sido interpretado como un reconocimiento por parte del gobierno argentino de que las tasas de inflación que maneja no son confiables para los entes financieros.

Continúa el diario Los Andes:

La colocación ya estarí­a asegurada entre las AFJP (Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensiones), que aportarí­an 400 millones; los bancos, que acercarí­an 300 millones y otros 300 millones que se captarí­an de otros inversores institucionales, como las compañí­as de seguros.

Pese a que la tasa es innegablemente alta, la Tesorerí­a no se puede dar el lujo de esperar tiempos mejores, debido a que los pagos de deuda son importantes y como hay muy poca renovación de vencimientos, el flujo de salida de dinero es incesante.

Escribió Clarí­n, el principal diario argentino:

En medio de la crisis financiera que sacude a los mercados y ha profundizado la aversión al riesgo de los inversores, el Gobierno decidió salir a tomar fondos frescos en el mercado doméstico. Mañana, el Ministerio de Economí­a buscará captar hasta $ 1.000 millones entre las AFJP, las compañí­as de seguro y los bancos locales.

Para lograrlo, colocará un bono en pesos que vence en el 2013 que se ajustará por tasa Badlar (el interés que los bancos pagan a quienes depositan más de un millón de pesos entre 30 y 59 dí­as) más 350 puntos básicos. Hoy la Badlar está en 8,56%, de modo que el interés que pagarán estos tí­tulos rondará el 12%.

Esta será la primera colocación de deuda que el Gobierno realiza este año, y no llama la atención que se haga en pesos y en el mercado local. “Está claro que la tasa de descuento que tendrán que pagar no será barata, pero es mejor salir a buscar fondos acá que afuera“, dijeron los analistas.

El diario La Nación de Argentina reportó que éste es el primer bono después de un escándalo por la manipulación gubernamental de la información estadí­stica de inflación en el paí­s meridional, que dejó el riesgo paí­s de Argentina “por encima de casi toda la región, salvo la Venezuela de Hugo Chávez”.

Para este año, Economí­a prevé colocar unos US$ 2000 millones entre los inversores institucionales locales y, si bajara el nivel de riesgo, lo ampliarí­a a los extranjeros. Hasta ahora, el Gobierno se habí­a conformado con fondos de Venezuela y del resto del sector público (la última letra se colocó ayer a dos años al fondo fiduciario de reconstrucción de empresas por $ 407 millones).

En la asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que se desarrollará en Miami este fin de semana, el equipo de Finanzas se reunirá con inversores y analistas para explicarles que antes de fin de año realizará un canje de parte de los préstamos garantizados nacionales (PGN), en manos de los bancos, por otros bonos más lí­quidos. La intención es despejar parte de los pesados vencimientos del perí­odo 2009-2011, en el que comienzan a vencer los bonos cortos emitidos tras la crisis.

Este año hay vencimientos de capital por US$ 850 millones y US$ 400 millones en intereses de PGN, mientras que en 2009 se pagarán US$ 3000 millones en este instrumento, con un 66% que recae entre mayo y junio.

Ante este panorama, analistas del mercado de deuda consultados por LA NACION consideraron que la colocación de mañana “es algo intermedio entre una emisión voluntaria y una forzada, porque hay una fuerte liquidez que las AFJP quieren colocar, pero al mismo tiempo la tasa deberí­a ser más alta que la que se pagará”. Las AFJP gozan de un colchón de casi $ 20.000 millones, por la suba en los aportes y la repatriación del dinero que tení­an en Brasil. Aunque se pensaba que estos recursos irí­an a la “economí­a real”, el Tesoro volvió a ponerse en el centro de la escena.

Via La Nación, Clarí­n, Los Andes