En descalabro, las Bolsas

El Ibex lidera el fuerte recorte que están sufriendo las bolsas europeas, anticipado esta mañana por la jornada aciaga vivida en los mercados asiáticos por la escasa confianza de los inversores en el plan del Gobierno Bush para reactivar la maltrecha economí­a estadounidense. El selectivo español se deja un 4,63% a esta hora, hasta 13.023,80 puntos.

De esta forma, el Ibex se aproxima al soporte de los 13.000 puntos, su cota más baja desde el 4 de octubre de 2006, cuando cerró en 12.982 unidades. Sogecable y Colonial son los únicos es el único valor que evita los números rojos. Los descensos también son dramáticos para el resto de plazas del Viejo Continente. El Cac francés pierde un 4,62%, hasta 4.856,88 puntos, mientras que el Dax alemán se deja un 4,68%, hasta 6.971,93 unidades. El Ftse londinense es el menos castigado, con una caí­da del 3%, hasta 5.724,50 enteros, mientras que el Euro Stoxx pierde un 4,23%, hasta 3.826,14 unidades. El Mib italiano capea el temporal con un descenso del 1,92%, mientras que el Aex holandés se deja un 4,10% y el principal í­ndice suizo retrocede un 3,99%.

Asia

La desconfianza de los inversores sobre los planes del Gobierno de Estados Unidos para enderezar el rumbo de la mayor economí­a del mundo ha tenido funestas consecuencias en las bolsas de la región de Asia Pací­fico. El Nikkei ha iniciado la semana con un recorte del 3,86%, hasta 13.325,95 puntos, su nivel más bajo desde octubre de 2005. El Nikkei acumula una caí­da de casi el 13% en 2008.

El Hang Seng de Hong Kong ha perdido un 5,49%, mientras que en Shanghai, el í­ndice general se ha dejado un 5,14% y el Kospi surcoreano ha caí­do un 1,3%, su mayor descenso en dos meses. Singapur ha sufrido el mayor descenso de la región, del 6,03%. El australiano ASX 200X ha cedido un 2,9% -su undécimo descenso consecutivo- para volver a niveles de enero de 2007. El í­ndice MSCI (Asia Pací­fico), que excluye la cotización de las bolsas japonesas, ha caí­do un 3%. ( http://www.expansion.com)
– En esta ocasión, la recesión en EE UU serí­a más profunda que en 1991 y 2001