Correa dice que las medidas de ayuda a Grecia son una “receta equivocadí­sima”

Foto: Archivo

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, opinó hoy que el conjunto de medidas propuestas por los organismos internacionales para que Grecia supere la crisis económica constituyen una “receta equivocadí­sima”, que sigue una “lógica financiera” y no una “lógica de desarrollo”.

Correa, economista de formación y seguidor de la corriente Socialismo del Siglo XXI, consideró en una entrevista con Radio Quito que en Grecia o España, paí­ses que sufren fuertes consecuencias de la crisis económica internacional, “hay cosas evidentes que hay que hacer” como luchar contra la evasión de impuestos, el despilfarro o la corrupción.

“Pero aquello de reducir salarios, aquello de recortar el gasto público, esos paquetazos”,
afirmó el mandatario al recordar que esas medidas se han tomado “en los últimos 20 años en América Latina” y “han quebrado sociedades, pero han garantizado el retorno de los créditos”.

“Eso es lo que busca el Fondo Monetario Internacional (FMI): inyectar dólares por un lado, ajustarle el pescuezo a Grecia para que pueda pagarle a los bancos”, señaló al asegurar que a los organismos “no les interesa Grecia, no les interesan los griegos”.

“A mí­ si me interesan, ése es el fin de la economí­a, el fin no es pagar las cuentas al capital financiero sino el bienestar de la gente” agregó.

En ese sentido, señaló que “la lógica que debe imponerse es la lógica del desarrollo” en la que, según él, se hacen préstamos más baratos, se declara una moratoria de deuda, no se reducen gastos ni salarios “para que la economí­a se dinamice”, y no “la lógica financiera” que busca “garantizar el pago de la deuda”.

Con las medidas actuales, Correa aseguró que se está “anticipando una crisis más grande en el futuro porque no va a haber crecimiento no va a haber empleo, no va a haber ingresos fiscales”.

Además, tal y como afirmó en ocasiones anteriores, criticó que la situación actual que viven Grecia o España sean “las consecuencias de un problema estructural, del modelo que ha dominado y que muchos quieren que sigamos imitando (…), que es el total imperio, la total dominación del mercado sobre la sociedad”.

“Se sometieron a los mercados, los que mandaban no eran los pueblos, los Gobiernos o las sociedades, eran los mercados, sobre todos los especulativos y financieros, y ahí­ están las consecuencias” de, lo que a su juicio fue, la creencia de que “dinero daba más dinero”.

“El fracaso no es el fracaso de los Gobiernos, es el fracaso del sistema de mercado, un sistema descontrolado que sometió a sociedades y personas a su poder”, afirmó al añadir que se tiene “que ver bien dónde están las causas de los problemas para no caer en errores”.

Ví­a EFE