Ejecutivo dominicano pide a senadores agilizar venta de refinerí­a a Venezuela

Foto: EFE/Orlando Barria, Archivo

El Ejecutivo de la República Dominicana exhortó hoy a los senadores a agilizar la aprobación del contrato de venta a Venezuela del 49 por ciento de las acciones de la estatal Refinerí­a Dominicana de Petróleo (Refidomsa).

El Gobierno realizó la solicitud a través del ministro de Hacienda, Vicente Bengoa, quien se reunió hoy con la Comisión de Hacienda del Senado, que analiza dicho acuerdo, según un comunicado de la Cámara Alta.

Al destacar la importancia que supone el contrato para el paí­s, Bengoa señaló que el Gobierno dominicano “siempre mantendrá el 50 por ciento de las acciones” de la Refinerí­a.

Asimismo, reiteró que el Estado recibirí­a los 133,4 millones de dólares por concepto de la compra del 49 por ciento de las acciones de la Refinerí­a en un plazo máximo de tres meses a partir de la aprobación del acuerdo por parte del Congreso Nacional.

Mientras que el presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, Tommy Galán, informó que el contrato será presentado en la próxima sesión del hemiciclo, cuya fecha no precisó.

El acuerdo fue rubricado el 5 de mayo en Santo Domingo por Bengoa, y el ministro venezolano de Energí­a y Petróleo, Rafael Ramí­rez, en presencia del gobernante dominicano, Leonel Fernández, y su homólogo venezolano, Hugo Chávez, en un acto en la sede de la Presidencia.

La República Dominicana, según el acuerdo, conservará el 51 por ciento de las acciones y, por lo tanto, la administración de Refidomsa.

Chávez dijo durante su visita al paí­s que en la actualidad República Dominicana consume unos 110.000 barriles diarios de petróleo, pero la Refinerí­a sólo tiene capacidad para procesar unos 30.000, por lo que el objetivo es mejorar la instalación para duplicar esa capacidad y elevarla hasta los 100.000 barriles diarios, si es posible.

El Gobierno dominicano pagó 110 millones de dólares a la petrolera holandesa Shell en 2008 para adquirir el 50 por ciento de las acciones de Refidomsa, de la que ya poseí­a la otra mitad.

Ví­a EFE