Lula: La crisis financiera es una lápida para los fundamentalistas del mercado

Foto: Archivo

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo hoy ante la Cepal que la crisis financiera que sufren los paí­ses más ricos es “una lápida para los fundamentalistas del mercado”, que antes “imponí­an” sus ideas en América Latina.

Lula intervino en la clausura del 33 perí­odo de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que se celebró desde el pasado domingo en Brasilia, y valoró la forma en que la región se ha distanciado de “consensos” y “pensamientos únicos” para buscar sus propios caminos para el desarrollo.

“Se han dado pasos importantes para superar el estigma de la desigualdad que todaví­a nos marca” y se ha comenzado a “recuperar la confianza y la autoestima después de décadas perdidas”, sostuvo.

Lula afirmó que el atraso en que se sumió la región durante décadas fue responsabilidad de “autoritarismos”, en alusión a los regí­menes militares que gobernaron en muchos paí­ses, y de “la subordinación de muchos jefes de Estado, que pensaban que todo lo que vení­a de Europa y Estados Unidos era bueno”.

Según Lula, ese panorama cambió en los últimos años, cuando en América Latina y el Caribe hubo “una reacción” y las sociedades “tomaron conciencia de su fuerza y también de la necesidad de tener y dirigir sus propios procesos”.

Sostuvo que fue esa reacción la que generó la “ola de democracia” que viven los paí­ses latinoamericanos y permitió que un indio, como Evo Morales, o un obrero, como él, llegasen al poder en Bolivia y Brasil.

Lula afirmó que “el motor de esa democracia son las clases históricamente olvidadas”, que han sido reivindicadas por Gobiernos que “pusieron lo social como preocupación central”.

El presidente brasileño hizo un repaso de las polí­ticas sociales que su Gobierno promovió desde el 2003 y ofreció esa experiencia a la Cepal, a fin de transmitirla a todos los paí­ses de América Latina y el Caribe.

Según Lula, muchas de esas polí­ticas ya contemplan algunas de las recomendaciones que la Cepal ha plasmado en un documento discutido en Brasilia y aprobado hoy, en el que se propone fortalecer el papel del Estado como factor de promoción de la igualdad social y el desarrollo.

Ví­a EFE