Comisión Nacional de Valores aseguró que esta semana iniciará sistema para mercado permuta

AFP PHOTO/Thomas Coex, Archivo

El Banco Central de Venezuela prevé que el viernes arranque un nuevo mecanismo de transacciones con bonos públicos con el que busca controlar una suerte de tercera tasa de cambio oficial en el marco de las restricciones a la compra-venta de divisas, dijo el miércoles una fuente del Gobierno.

Presionado por la indetenible alza del “dólar permuta”
, que llegó a precios históricos el mes pasado, el Gobierno cerró filas contra el mercado de valores y dejó en manos exclusivas del Banco Central (BCV) las operaciones con bonos en moneda extranjera, para que pueda establecer una banda de precios del nuevo dólar al atarlo a las cotizaciones de la deuda soberana.

“El jueves debe salir un nuevo convenio cambiario para normar todo este mercado y su operatividad y el viernes deben arrancar las primeras operaciones con la nueva plataforma de negociación de deuda pública”, dijo la fuente.

“El jueves debe salir un nuevo convenio cambiario para normar todo este mercado y su operatividad y el viernes deben arrancar las primeras operaciones con la nueva plataforma de negociación de deuda pública”, dijo la fuente.

Sin embargo, algunos tesoreros bancarios dudaron sobre ello argumentando que no ha habido un entrenamiento formal que involucre a los bancos con el BCV y entre sí­ a través de la plataforma denominada E-bond, donde se colocan las posiciones de compra y venta.

“Falta entrenamiento, falta el reglamento, falta saber cómo se va a decidir el precio de los bonos y la repercusión de la compra-venta de tí­tulos sobre la posición de moneda extranjera de los bancos”, dijo uno de los consultados. “Ni siquiera sabemos el horario de operaciones”, agregó.

Pero la fuente gubernamental dijo sentirse confiado en que el viernes se harán las primeras operaciones y “si hay fallas se van corrigiendo para las próximas jornadas”. El lunes la banca, el mercado de valores y de seguros no operará por ser feriado bancario.

MUCHA DEMANDA, POCA OFERTA

Hasta hace pocas semanas, Venezuela tuvo un muy dinámico mercado alternativo de divisas, que involucraba a decenas de corredurí­as de bolsa a las que acudí­an miles de personas y empresas para hacerse con dólares ante la escasa oferta de divisas “oficiales” a 2,6 y a 4,3 bolí­vares por dólar.

Pero cuando el valor de la divisa se disparó a niveles inéditos, el Gobierno recurrió a reformas legales y a allanamientos de casas de bolsa y sociedades de corretaje tras acusar a los “especuladores”, a los “burgueses”, y a los “narcotraficantes” de querer desestabilizar el paí­s con una “guerra económica”.

La Comisión Nacional de Valores ha intervenido unas 36 instituciones bursátiles y dos se encuentran en proceso de liquidación.

Prohibió entonces por 15 dí­as, hasta esta semana, la negociación local con papeles en divisas –cerrando toda posibilidad de hacer operaciones de canje de las que derivaba el “dólar permuta”– y prometió un nuevo sistema que aseguró será más transparente.

Pero algunos analistas dudan de la efectividad de la medida al argumentar que mientras la demanda de dólares es enorme, la oferta de bonos –para comprarlos en Venezuela en bolí­vares y venderlos en el exterior en dólares– es escasa.

Mientras tanto, desde el Gobierno se ha asegurado que la oferta de divisas para sectores que considera prioritarios se ha incrementando sustancialmente respecto al 2009 y que la idea es seguir aprobando divisas para atender alimentos y medicina, pero no para carros de lujo, ni whisky para los ricos.

Por su parte, la Comisión Nacional de Valores ha intervenido unas 36 instituciones bursátiles y dos se encuentran en proceso de liquidación, mientras que más de una docena de personas han sido detenidas presuntamente por haber incurrido en ilí­citos cambiarios.

(Por Ana Isabel Martí­nez, editado por Inés Guzmán)
Reuters