Comerciantes neoespartanos expresan angustia frente al régimen cambiario

Foto: Archivo

Quienes se dedican al comercio en el estado Nueva Esparta se encuentran en zozobra, debido a la situación del mercado permuta, pues les preocupa la manera como obtendrán los dólares permutas para la importanción de bienes.

Este es el reporte que ofrece El Sol de Margarita

Aunque voceros de la entidad financiera estatal habí­an anunciado que para el pasado lunes estarí­a listo el nuevo sistema bajo el cual operará el dólar permuta, hasta la fecha los importadores no conocen cómo se “moverá” la compra de los mismos.

Para el presidente de la Cámara de Comercio y Puerto Libre de Nueva Esparta, Rafael Velásquez, la demora del BCV ha generado preocupación en los comerciantes que mantení­an la compra de mercancí­a a través del llamado mercado negro.

Velásquez recordó que, ante la tardanza en la entrega de dólares por parte de Cadivi, muchos empresarios y comerciantes recurrí­an a la compra del dólar permuta para cancelar las deudas contraí­das con los proveedores.

Sin embargo, desde hace más de 15 dí­as, la compra de divisas a través del sistema paralelo se mantiene paralizada y la llegada de mercancí­a al puerto insular permanece “en el limbo”.

Afirmó Velásquez que “muchos comerciantes que pidieron mercancí­a a crédito y cancelaban con dólares permuta, mantienen una deuda con los proveedores, lo que sólo les generará intereses, pérdidas económicas y desconfianza en la relación comercial”.

Temporada vacacional

Para el presidente de la Cámara de Comercio, el principal problema estriba en la inminencia de la llegada de la temporada vacacional, considerada como una de las fechas más propicias para el intercambio comercial entre el turista y el vendedor margariteño.

“Si el Banco Central no decide el tema cambiario antes del mes de julio, muchas de las tiendas no podrán traer mercancí­a nueva y los turistas que vienen la Isla, no encontrarán variedad”.

Velásquez explicó que para tener mercancí­a reciente para la temporada vacacional y el nuevo periodo escolar (cuando la compra de útiles es prioritaria), debe pedirse al menos con un mes de anticipación.

En tal sentido, instó a las autoridades del Banco Central para que fijen, en la brevedad posible, la nueva reglamentación que regirá la Ley de Ilí­citos Cambiarios y la adquisición de dólares paralelos.

Sin contratiempos

El presidente de la Cámara de Aduaneros de Nueva Esparta, Enrique Rondón, afirmó en dí­as pasados que la paralización del mercado permuta no arrojarí­a grandes complicaciones al Puerto Libre de la región, ya que la mayorí­a de los comerciantes mantiene una reserva de mercancí­a en los depósitos.

Para el representante aduanero, esta provisión está relacionada con la condición de insularidad de Margarita y las limitaciones relacionadas con el transporte de la mercancí­a desde tierra firme.

Rondón destaca que aquellos comerciantes que mantienen activadas las importaciones de divisas es porque se manejan con la compra del dólar preferencial a través de Cadivi.

“El control del mercado es más una jugada a escala nacional, que no afectará en gran medida a la Isla. Esperamos que el Banco Central determine las reglas del juego para la compra de divisas por el mercado negro”.

Restricciones de Cadivi

Rafael Velásquez informó que también se presentan trabas para adquirir los dólares preferenciales cuando se trata de mercancí­a proveniente de Panamá.

Esta situación, según el empresario, perjudica aún más la entrada de productos a la Isla, ya que el 80 por ciento de las importaciones del Puerto Libre provienen de este paí­s centroamericano.

En estado de incertidumbre se mantienen los comerciantes de la región insular frente a los lineamientos del mercado permuta fijados por el Banco Central de Venezuela (BCV).

Aunque voceros de la entidad financiera estatal habí­an anunciado que para el pasado lunes estarí­a listo el nuevo sistema bajo el cual operará el mercado paralelo, hasta la fecha los importadores no conocen cómo se “moverá” la compra del dólar permuta.

Para el presidente de la Cámara de Comercio y Puerto Libre de Nueva Esparta, Rafael Velásquez, la demora del BCV ha generado preocupación en los comerciantes que mantení­an la compra de mercancí­a a través del llamado mercado negro.

Velásquez recordó que, ante la tardanza en la entrega de dólares por parte de Cadivi, muchos empresarios y comerciantes recurrí­an a la compra del dólar permuta para cancelar las deudas contraí­das con los proveedores.

Sin embargo, desde hace más de 15 dí­as, la compra de divisas a través del sistema paralelo se mantiene paralizada y la llegada de mercancí­a al puerto insular permanece “en el limbo”.

Afirmó Velásquez que “muchos comerciantes que pidieron mercancí­a a crédito y cancelaban con dólares permuta, mantienen una deuda con los proveedores, lo que sólo les generará intereses, pérdidas económicas y desconfianza en la relación comercial”.

Por Willmaly Navarro
El Sol de Margarita