El yen se desplomó ante el dólar por incertidumbre sobre dimisión del premier japonés

El yen cayó el miércoles a un mí­nimo en dos semanas frente al dólar después de que la dimisión del primer ministro japonés, Yukio Hatoyama, generara temores sobre el futuro de la moneda dado que su probable sucesor ha favorecido en el pasado una mayor debilidad del tipo de cambio.

Hatoyama y su mano derecha renunciaron para tratar de mejorar la fortuna del partido gobernante en las elecciones del próximo mes.

Analistas dijeron que las preocupaciones sobre la inestabilidad polí­tica estaban pesando sobre la divisa japonesa, aunque la atención estaba en el potencial reemplazante de Hatoyama, el ministro de Finanzas, Naoto Kan, porque él antes ha abogado por un yen débil.

Kan sorprendió a los mercados a principios de año al decir que querí­a un yen más débil y que muchas empresas favorecí­an un tipo de cambio del dólar frente al yen en torno a 95 yenes.

Desde entonces, ha manifestado la posición ministerial de que son deseables las monedas estables y que los mercados deberí­an fijar los niveles del tipo de cambio.

“Kan es considerado un conservador y ha propuesto de manera activa un yen más débil para ayudar a estimular las exportaciones japonesas”, dijo Boris Schlossberg, director de investigación cambiaria de GFT, en Nueva York.

“Con la situación polí­tica japonesa en la nebulosa, el dólar serí­a el único instrumento de refugio que queda por ahora en el mercado cambiario”, agregó.

En la tarde de Nueva York, el dólar trepó un 1,2 por ciento a 92,14 yenes, mientras que el euro subió un 1,4 por ciento a 112,81 yenes.

Algunos analistas señalaron que las pérdidas del yen fueron limitadas debido a que algunos inversionistas seguí­an mostrando apetito por la divisa, que se ha beneficiado en gran medida de la aversión al riesgo derivada de la crisis fiscal europea.

El dólar subió además después de que el miércoles se conociera que las ventas pendientes de casas en Estados Unidos subieron más de lo esperado en abril, a un máximo en seis meses.

“Si se mira este informe desde una perspectiva de los diferenciales de rendimiento y de crecimiento, pienso que es positivo para el dólar”, dijo Michael Malpede, analista de Easy Forex, en Chicago.

Frente al dólar, el euro subió un 0,2 por ciento a 1,2246 dólares
, recuperándose de sus mí­nimos de la sesión.

La prensa estatal iraní­ dijo que el banco central del paí­s venderí­a 45.000 millones de euros de sus reservas extranjeras para comprar dólares y oro.

Los operadores señalaron que esto tuvo un impacto limitado en el euro y algunos se mostraban escépticos de que Teherán pueda comprar montos significativos de dólares, dado que las instituciones financieras estadounidenses tienen prohibido hacer operaciones que involucren a Irán.

El euro sufrió un revés después de que el consejero del Banco Central Europeo Christian Noyer fuera citado diciendo que la tasa de cambio de la moneda europea frente al dólar estaba cercana a su promedio de 10 años y “de ninguna forma estaba en un nivel inusualmente bajo”.

El euro tocó un mí­nimo de cuatro años el martes frente al dólar en 1,2110 unidades, y se mantiene sensible a cualquier signo de que la crisis fiscal europea pueda propagarse al sistema bancario de la región.

Sin embargo, la moneda se recuperó el miércoles después de que fuentes de Brasil, India, Japón y Corea del Sur dijeron que no dejarán de invertir en la moneda.

(Nick Olivari y Vivianne Rodrigues)
Reuters