Chevron señala que se estabiliza el suministro de gas entre Colombia y Venezuela

AP Photo/Ramon Lepage, Archivo

El suministro de gas de Colombia a Venezuela se estabilizó entre 175 y 200 millones de pies cúbicos diarios, tras sufrir altibajos a finales del 2009, dijo el miércoles un director de Chevron, la empresa encargada de producir y transportar el hidrocarburo.

El gas colombiano que alimenta varias plantas eléctricas en el occidente de Venezuela se convirtió en un recurso crucial en medio de una crisis energética que obligó desde enero al paí­s miembro de la OPEP a racionar el suministro eléctrico.

“Hubo una disminución durante un tiempo por (el fenómeno climatológico de) El Niño que afectó a Colombia, pero actualmente estamos suministrando 175-200” millones de pies cúbicos, dijo Wes Lohec, director de Exploración y Producción de la estadounidense Chevron para América Latina.

El ejecutivo dijo durante una conferencia de energí­a en el oriente de Venezuela que Chevron espera elevar su suministro a Venezuela a 300 millones de pies cúbicos este año.

El Gobierno de Venezuela ha dicho que no puede depender del gas colombiano, dada la inconsistencia en el suministro.

La sequí­a que afectó a los dos paí­ses en 2009 aumentó la demanda de gas para generar electricidad en Colombia, afectando las exportaciones.

El gasoducto que permite a Venezuela recibir gas colombiano fue inaugurado en 2007 por los presidentes Hugo Chávez y Alvaro Uribe, con el compromiso de que en el futuro serí­a Venezuela la que suministrarí­a el recurso a Colombia.

Venezuela cubre un 70 por ciento de su demanda con energí­a hidroeléctrica.

El mal estado de las plantas termoeléctricas que debí­an respaldar la generación cuando descendió el nivel de los embalses a mediados del 2009 desató una crisis y llevó a frecuentes apagones, racionamiento y medidas punitivas de ahorro.

Chevron perforó el bloque Cardón III en el Golfo de Venezuela, pero no encontró gas.

Lohec dijo que la empresa está repasando la información geológica del bloque, pues en el vecino Cardón IV operado por la italiana ENI y la española Repsol se prevén certificar al menos 10 billones de pies cúbicos.

(Por Marianna Párraga, editado por Marcel Deza)
Reuters