Fracasó negociación para la venta del canal de Piñera

AFP PHOTO/Juan Mobromata, archivo

La venta de Chilevisión, canal de propiedad del presidente de Chile, Sebastián Piñera, al Grupo Linzor fracasó, confirmó hoy la sociedad de Inversiones Bancard, brazo financiero del mandatario.

En un comunicado, Bancard ratificó la noticia, adelantada este mismo jueves por varios medios de prensa y señaló que ahora se encuentra buscando nuevos interesados.

“Tras el término de las negociaciones con Linzor, Bancard ha encargado a una institución financiera especializada la organización de un proceso de venta tendente a finalizar en el menor plazo posible la venta de la participación en Chilevisión”, precisó el texto.

Bancard no indicó las causas del fracaso de la venta del canal al grupo Linzor, anunciada oficialmente el pasado 15 de mayo por 130 millones de dólares, cinco veces más de lo que Piñera pagó por el canal el año 2005.

Además del Grupo Linzor, perteneciente a Tim Purcell, Alfredo Irigoin y Carlos Ingham, el acuerdo incluí­a que un 10% de la propiedad del Canal serí­a comprado por un grupo de ejecutivos del mismo, entre ellos su director general, Jaime de Aguirre, y el gerente general, Mario Conca.

Según fuentes cercanas a las negociaciones, la piedra de tope en las mismas fue la concesión del canal, cuya señal pertenece a la Universidad de Chile y que deberí­a ser renovada el año 2018 por un plazo de 25 años.

Sobre esa base, fue Linzor quien desistió de la operación, que habrí­a significado un alivio para el mandatario chileno, que ha debido afrontar reiterados reproches por los conflictos de intereses que suponen no haberse desprendido de todos sus negocios.

Sebastián Piñera, con una fortuna calculada en unos 2.200 millones de dólares
, según la revista Forbes, pudo vender su participación en otras empresas, entre ellas la aerolí­nea Lan, de la que poseí­a un 26 por ciento.

Antes de anunciarse el acuerdo con Linzor por Chilevisión, se habí­a indicado que el grupo argentino Clarí­n y una empresa mexicana estaban también interesadas en la estación, que acaba de adjudicarse la organización y transmisión exclusiva de las cinco próximas ediciones del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

El fracaso de la operación desató inmediatas reacciones en el sector polí­tico, donde hasta los propios partidarios de Piñera lo habí­an urgido a desvincularse del canal.

El senador Juan Antonio Coloma, presidente de la conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), comentó que se trata “de un tropiezo en el camino”, pero subrayó que es necesario buscar una alternativa “lo antes posible”.

“Es una noticia inesperada para todos. Lo veo como un tropiezo en el camino y lo que corresponde hacer es buscar otras alternativas para que rápidamente se pueda generar la venta de Chilevisión”, dijo Coloma a radio Agricultura.

Por su parte, el senador democristiano Andrés Zaldí­var consideró un problema que Piñera continúe como dueño de un canal mientras debe nombrar importantes ejecutivos en la red estatal Televisión Nacional (TVN), que en la práctica es un competidor de Chilevisión.

“No se puede tomar ninguna decisión en TVN mientras no esté resuelto el conflicto de interés. Hay que ver qué ha sucedido y ahí­ tomar una decisión”, puntualizó Zaldí­var, con quien coincidió el senador socialista Juan Pablo Letelier.

Ví­a EFE