Merentes aseveró que pronto se implementará el nuevo sistema para el mercado permuta

Foto: Prensa Presidencial, Archivo

El presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, afirmó el jueves que el instituto emisor espera poner en breve en funcionamiento el nuevo sistema del mercado cambiario paralelo que está paralizado desde mediados del mes pasado.

“Estamos ya en horas, en dí­as, de colocar en funcionamiento este nuevo sistema”, indicó Merentes en una transmisión de la televisora estatal desde el palacio presidencial.

El jefe del BCV dijo que se está en la “última fase de implementación de un nuevo sistema de transacciones de tí­tulos denominados en moneda extranjera” que servirá para obtener divisas en el mercado paralelo, también conocido como mercado del “dólar permuta”.

Merentes expresó, durante un encuentro con el presidente Hugo Chávez, que con el nuevo sistema se busca que los tí­tulos en moneda extranjera se transen “de manera eficiente, de manera transparente”.

Respecto a las nuevas condiciones bajo las cuales operará el mercado paralelo, Chávez dijo que se aplicará un sistema de bandas que estará bajo el control exclusivo del BCV.

El mandatario reiteró la exhortación que hizo recientemente a los bancos privados para que “pongan en oferta sus papeles” para alimentar el mercado paralelo, y advirtió que “sino lo hicieran nos obligarí­an a tomar otra medida”, que no precisó.

Agregó que si los bancos deciden no vender sus tí­tulos en moneda extranjera les dirá: “dame acá entonces”.

Chávez y Merentes se reunieron el jueves para evaluar los términos bajo los cuales se realizarán los canjes de bonos en moneda extranjera que se utilizarán para obtener divisas en el mercado paralelo.

El mercado paralelo, del cual se financia cerca del 30% de las importaciones y 70% de las salidas de capitales, está paralizado completamente desde el pasado 19 mayo cuando las autoridades acordaron suspender temporalmente las operaciones de tí­tulos de deuda en moneda extranjera, y se excluyó a las firmas bursátiles de ese tipo de transacciones.

Chávez ha responsabilizado a las empresas bursátiles del salto que sufrió el tipo del cambio en el mercado paralelo entre abril y mayo, que llevó la cotización de la divisa estadounidense a más del doble de la tasa oficial de 4,30 bolí­vares fuertes por dólar.

El mandatario ha amenazado con cerrar el centenar de firmas bursátiles que operan en el paí­s para enfrentar las actividades de especulación en el mercado paralelo.

La Fiscalí­a General realizó durante mayo, con el apoyo de la policí­a judicial, más de una veintena de allanamientos a casas de bolsa y sociedades de corretaje como parte de las investigaciones que se siguen por presuntas operaciones cambiarias irregulares.

De esos procesos han sido resultado detenidos unos nueve directivos de empresas bursátiles.

El tasa de cambio del mercado paralelo es utilizada como referencia para muchas operaciones en el paí­s. En Venezuela está vigente un control de cambios desde hace siete años.

El gobierno sostiene que el salto que tuvo la cotización de la divisa estadounidense en el paralelo ha incidido en el repunte que ha tenido la inflación en los últimos meses. La inflación anualizada se ubicó en abril en 30,4%, lo que convirtió a Venezuela en el paí­s con la mayor inflación de la región por quinto año consecutivo.

Copyright 2010 The Associated Press.