Gobierno difiere para la próxima semana estreno de nueva plataforma para mercado permuta

Foto: REUTERS/Carlos Garcí­a Rawlins, Archivo

Venezuela difirió para la próxima semana el lanzamiento de un nuevo mecanismo de transacciones con bonos públicos, con el que el Gobierno busca controlar un tercer tipo de cambio que estará atado a los precios de los papeles soberanos del paí­s, dijo una fuente del Banco Central.

Funcionarios habí­an dicho que este viernes comenzarí­a a operar la plataforma E-bond con la que el Banco Central (BCV) dice creará una banda de precios para un tercer “dólar oficial”, pero tesoreros habí­an anticipado que era imposible dado que aún faltan muchos detalles para transar así­ como cambios de normas y reglamentos.

“No arrancará hoy, será la próxima semana”
, dijo una fuente de alto rango del BCV, quien no dio más detalles sobre la postergación y la nueva fecha de inicio dado que el lunes es feriado bancario en Venezuela, donde rige un control cambiario.

En tanto, tesoreros bancarios dijeron que es posible que el fin de semana trabajen para adecuar sistemas y procedimientos internos, de cara a la nueva plataforma, con la que el presidente Hugo Chávez asegura se generará una tasa de cambio cercana a la más alta oficial de 4,3 bolí­vares/dólar.

Algunos apostaron que con suerte, el nuevo sistema de transacción de bonos soberanos y de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) arranque a mitad de la próxima semana.

“Falta que el BCV aún haga la modificación del convenio cambiario y que se establezcan las normativas y reglamentos con mucha claridad, aún hay muchí­simas dudas, muchos huecos que explicar y muchas cosas que hacer”, dijo uno de los consultados para quien la oferta de bonos será escasa.

¿VENTA OBLIGADA?

El Gobierno está lanzando este mecanismo luego de que el “dólar paralelo”, que por años ignoró, llegó en mayo a máximos históricos, muy por encima de las tasas oficiales de 2,6 y 4,3 bolí­vares que existen actualmente.

Chávez y sus más prominentes funcionarios de la economí­a aseguran que el “dólar permuta” –derivado del canje de tí­tulos valores y que coexistió por varios años con las tasas controladas– escaló en medio de la “guerra” que le han lanzado sus opositores “burgueses y especuladores” con dinero del narcotráfico.

Pero analistas y gremios sostienen que la escasa oferta de dólares “regulados” llevaron a personas y a empresas al mercado alternativo en busca de billetes verdes para poder pagar importaciones y deudas, en operaciones cuyos costos fueron trasladados al consumidor y contribuyeron a atizar la galopante inflación.

El mercado alternativo tiene varias semanas cerrado ante reformas legales que prohibieron el mercado de permutas de valores, lo que ha frenado el acceso a los dólares y ha destapado un mercado negro donde las cotizaciones son volátiles y discrecionales por no tener referencias.

Por otra parte, Chávez conminó el jueves a la banca privada a ofertar sus bonos soberanos en moneda extranjera en la nueva plataforma, porque de lo contrario podrí­a tomar algunas medidas que no quiso anticipar.

Calculó que el sistema financiero local tiene unos 5.500 millones de dólares en bonos, por encima de estimaciones privadas de 3.500-4.000 millones de dólares, y pidió a los tenedores particulares de bonos que los vendan.

“(A) la banca privada yo les hago un llamado para que, bueno, pongan en oferta sus papeles. Si no lo hicieren, nos obligarí­an a tomar otras medidas. No voy a decir cuáles, por supuesto”, dijo el mandatario, quien durante sus 11 años en el poder ha amenazado varias veces con estatizar el sector, tal como ha hecho con amplios sectores de la economí­a.

Además de amenazar al sistema financiero, el Gobierno ha lanzado una ofensiva contra los intermediarios bursátiles, a quienes acusa de disparar el dólar y ha allanado a decenas de casas de corredores y detenido a mas de una docena de personas, acusadas de haber incurrido en ilí­citos cambiarios.

(Por Ana Isabel Martí­nez, editado por Luis Azuaje)
Reuters