México y Bolivia cancelan TLC y firman un nuevo acuerdo comercial

Los Gobiernos de México y Bolivia dejaron “sin efectos” el Tratado de Libre Comercio (TLC) que mantení­an vigente desde 1995 y firmaron un nuevo Acuerdo de Complementación Económica para sustituirlo, el cual entrará en vigor el próximo 7 de junio, informó hoy la Secretarí­a de Economí­a (SE) mexicana.

La cancelación del TLC, que tení­a 16 años de vigencia, es consecuencia de la decisión del Gobierno de Bolivia de “denunciar” el acuerdo, explicó la SE en un comunicado.

“Los capí­tulos relacionados con inversión, servicios, propiedad intelectual y compras de gobierno” fueron identificados por Bolivia “como temas incompatibles con su nueva constitución polí­tica, que entró en vigor en febrero de 2009″, destacó el organismo.

La constitución boliviana obliga al Ejecutivo “a denunciar o renegociar” los tratados internacionales firmados por Bolivia que sean contrarios a la Carta Magna.

Con el objetivo de mantener el libre comercio de mercancí­as, ambos paí­ses acordaron suscribir, sin cambio alguno en el tratamiento arancelario preferencial pactado en el TLC anterior, un “nuevo Acuerdo de Complementación Económica en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración”, precisa la nota.

El nuevo instrumento comercial servirá para que México garantice “el acceso de los productos mexicanos al mercado de Bolivia, particularmente de pequeñas y medianas empresas”.

En el Diario Oficial de la Federación, hoy se publicó un decreto de la cancillerí­a mexicana por medio del cual se da a conocer la cancelación del TLC, y el próximo 7 de junio se difundirá por ese mismo medio la suscripción del nuevo Acuerdo de Complementación Económica (ACE).

Los ACE son acuerdos comerciales suscritos en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI).

De acuerdo con datos del Gobierno mexicano, durante la vigencia del TLC, las exportaciones de México a Bolivia se multiplicaron casi 5 veces y alcanzaron los 62 millones de dólares en 2009.

Por su parte, el año pasado las importaciones procedentes de Bolivia se duplicaron hasta los 45 millones de dólares.

En 2009, las principales exportaciones de México a Bolivia fueron champús (10,4%), tarjetas inteligentes (6,1%), poliestireno expandible (5,3%), computadores (2,8%) y preparaciones lácteas para la alimentación infantil (2%).

Por su parte, las principales importaciones al mercado mexicano procedentes de Bolivia se concentraron en estaño sin alear (31,6%), minerales de plomo y sus concentrados (17,1%), óxidos de antimonio (11,1%), plata en bruto (10,2%) y barras y perfiles de estaño (5,1%).

Ví­a EFE