Gobierno publica en Gaceta las reglas para la nueva plataforma bancaria

AFP PHOTO/Thomas Coex, Archivo

El Ministerio del P.P. de Planificación y Finanzas, a través de Banco Central de Venezuela (BCV), publicó la resolución por la cual se dictan las normas relativas a las operaciones en el mercado de divisas.

Así­ lo establece la Gaceta Oficial número 39.439 de fecha viernes 4 de junio de 2010.

Una de las normativas, señala que los bancos universales y comerciales, entidades de ahorro y préstamo y casas de cambio debidamente autorizados para actuar en el mercado de divisas, podrán realizar acciones de corretaje o intermediación en el mercado de divisas y anunciar esta actividad de conformidad a los lineamientos, términos y condiciones dictados por el BCV.

Para ello, deberán anunciar públicamente en sus oficinas mediante avisos destinados a tal fin, el tipo de cambio oficial de compra y de venta de divisas, así­ como el porcentaje o monto aplicable por concepto de comisión por las operaciones de compra o venta de divisas que realicen de acuerdo con lo establecido en la normativa dictada al efecto por el BCV.

La normativa establece además que las casas de cambio sólo podrán efectuar operaciones de compraventa de divisas que tengan por objeto billetes extranjeros, cheques de viajeros o divisas a personas naturales a través de transferencia. Asimismo podrán efectuar operaciones de compra de cheques en divisas a favor de personas naturales, y operaciones de cambio vinculadas al servicio de encomienda electrónica.

La Gaceta estipula que los operadores cambiarios fronterizos debidamente autorizados sólo podrán realizar operaciones de compra o venta, en efectivo, de reales brasileros y pesos colombianos, según corresponda la ubicación geográfica, hasta por el monto diario que el BCV establezca en resolución especial, a efecto de regular su actividad.

Los establecimientos de alojamiento turí­sticos podrán prestar a sus clientes el servicio de compra de billetes, monedas extranjeras o cheques viajeros.

Las divisas adquiridas por dichos establecimientos deberán ser vendidas al BCV a través de un operador cambiario autorizado.

Aunque se espera que el nuevo sistema entre en operaciones el martes, debido a que este lunes en feriado bancario, las autoridades no ofrecieron mayores detalles sobre cómo arrancará la banda de precios y los montos que serán transados en la primera jornada.

Algunos dirigentes empresariales expresaron recientemente preocupación por la paralización del mercado paralelo, del cual dependen entre 30% y 40% de las importaciones, y 70% de las salidas de capitales, y advirtieron que la mayorí­a de las industrias locales están a punto de agotar sus inventarios debido a que no han podido realizar compras externas desde hace unas tres semanas.

El mercado paralelo está paralizado completamente desde el pasado 19 mayo cuando las autoridades suspendieron temporalmente las operaciones de tí­tulos de deuda en moneda extranjera alegando que las empresas bursátiles estaban realizando transacciones “especulativas” para presionar el alza de la tasa de cambio.

Entre abril y mayo el tipo de cambio en el mercado paralelo sufrió un salto de 10% que llevó la cotización de la divisa estadounidense a más del doble de la tasa oficial de 4,30 bolí­vares fuertes por dólar.

El presidente Hugo Chávez ha amenazado con cerrar el centenar de firmas bursátiles que operan en el paí­s para enfrentar las actividades de especulación en el mercado paralelo. Hasta la fecha han sido intervenidas 36 firmas bursátiles.

El nuevo sistema de operaciones de tí­tulos de deuda en moneda extranjera será alimentado con los bonos que proporcionarán principalmente los bancos privados, según informó Chávez la semana pasada.

De acuerdo a un reciente estudio elaborado por la firma privada Ecoanalí­tica, para suplir la demanda del mercado paralelo el BCV requerirá entre 15.000 millones y 17.000 millones de dólares en bonos.

Las autoridades sostienen que la banca dispone de unos 5.500 millones de dólares en tí­tulos de deuda para alimentar el nuevo sistema, pero algunos analistas bancarios aseguran que las posiciones en bonos de los bancos no superan los 2.000 millones de dólares, lo que hace prever que habrá un significativo déficit para atender la demanda del mercado paralelo.

El profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, Orlando Ochoa, afirmó que el nuevo sistema del mercado paralelo luce “insostenible” en el tiempo, debido a que la demanda de divisas va a superar a la oferta.

Ochoa dijo a la AP que la demanda en el paralelo ha subido debido a que el BCV ha restringido el suministro de dólares al mercado oficial por el debilitamiento de las reservas internacionales y el descenso en las entregas de divisas por parte de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

De cada 100 dólares que ingresan al paí­s por exportaciones, 95 corresponden a venta de crudos.

El analista indicó que ante un sistema cambiario “vulnerable” las expectativas inflacionarias aumentan.

Ochoa agregó que las limitaciones que existen para la entrega de divisas, así­ como las masivas expropiaciones y el discurso de confrontación que mantiene Chávez contra el sector privado, están afectando las inversiones y amenazan con seguir profundizando la recesión. La economí­a venezolana sufrió el primer trimestre una caí­da de 5,8%.

El gobierno sostiene que el salto que tuvo la cotización de la divisa estadounidense en el paralelo ha incidido en un repunte de la inflación en los últimos meses. La inflación anualizada se ubicó en abril en 30,4%, lo que convirtió a Venezuela en el paí­s con la mayor inflación de la región por quinto año consecutivo.

Con información de AP