Crystallex se une a China para impulsar proyecto aurí­fero paralizado en Venezuela

Foto: Archivo

Una unidad de la empresa China Railway Engineering Corp (CREC) comprará una porción mayoritaria en un proyecto para desarrollar el vasto depósito de oro de Las Cristinas en el oriente de Venezuela, dijo el lunes su socia minoritaria, la canadiense Crystallex.

La firma china es la última en una larga lista de interesados en Las Cristinas cuyas reservas totales se estiman en 17 millones de onzas de oro, uno de los mayores depósitos aurí­feros no desarrollados del mundo. Formalidades burocráticas y situaciones legales han impedido la extracción legal de oro del sitio por más de 20 años.

La minera Crystallex International Corp compró en el 2002 los derechos para desarrollar el proyecto de oro en Las Cristinas en el sureño estado Bolí­var en Venezuela, pero ha estado luchando para resolver una disputa de concesiones con el Gobierno izquierdista del presidente Hugo Chávez.

“Los chinos proveerán ingenierí­a y financiamiento. Y, más importante, están de acuerdo con el protocolo del Gobierno de Chávez para llevar adelante el proyecto que ha estado en un punto muerto“, dijo el analista John Ing de la canadiense Maison Placement.

China Railway Resources Group Co Ltd (CRRC), una unidad de la gigante contratista china y compañí­a de ingenierí­a CREC, poseerá dos tercios del emprendimiento, mientras Crystallex tendrá el resto.

“CRRC y Crystallex se han reunido con el Gobierno de Venezuela para informarles de esta sociedad estratégica y están muy complacidos por la expresión de apoyo del Gobierno de Venezuela”, dijo Crystallex en un comunicado.

Chávez anunció el año pasado su intención de explotar la mina con aliados rusos como Rusoro y ha amenazado con nacionalizar todas las concesiones mineras.

Sin embargo, aún no se llegó a un acuerdo y el proyecto sigue estancado.

En semanas recientes el Ejército y la policí­a han desalojado de las zonas cercanas al yacimiento a los mineros ilegales.

Algunos analistas creen que las buenas relaciones de Venezuela y China podrí­an ayudar a que esta nueva empresa conjunta logre el apoyo del Gobierno para finalmente desarrollar Las Cristinas.

LA MALDICION DE GROSSI

Las Cristinas fue dada en concesión por primera vez en 1963 y en la década de 1980 fue operada por el aventurero italiano, Amalfi Grossi. Desde que Grossi fuera expulsado por el Gobierno en aquella década, sólo mineros ilegales ha extraí­do oro de allí­.

Grossi, que murió en la quiebra, dijo que habí­a una maldición que impedí­a que la mina fuese explotada.

Antes de Crystallex la canadiense Placer Dome invirtió millones antes de vender su participación cuando los precios del oro se derrumbaron.

La calidad del oro de Las Cristinas es baja y los expertos dicen que la extracción costará alrededor de 500 dólares la onza. Actualmente el oro se vende a más de 1.200 dólares la onza.

Crystallex dijo que CRRC habí­a avanzado 2,5 millones de dólares durante la negociación de este acuerdo y esta inversión era convertible en acciones de Crystallex a un precio de 40 centavos canadienses la acción.

El precio de conversión es de cerca de un descuento del 27 por ciento al valor de la acción de cierre del viernes de Crystallex de 55 centavos canadienses en la Bolsa de Toronto.

Las reservas probadas y probables de Las Cristinas se estiman a 16,86 millones de onzas de oro basado en un supuesto precio del oro de 550 dólares, dijo Crystallex.

El mes pasado, la compañí­a dijo que estaba buscando una resolución del controversial permiso y podrí­a solicitar un arbitraje internacional si no se llega a un acuerdo.

(Reporte de Ashutosh Joshi en Bangalore y Frank Jack Daniel en Caracas; Escrito por Diego Oré; Editado por Marcel Deza)
Reuters