Eurogrupo pidió a España medidas adicionales de ajuste a partir de 2011

Foto: REUTERS/Eric Vidal

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, pidió hoy a España más medidas de consolidación fiscal a partir de 2011, mientras que el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, alentó a acometer la reforma del mercado de trabajo y del sistema de pensiones.

“Las medidas anunciadas (por España y Portugal) son significativas y valerosas. Contribuirán sin ninguna duda a estabilizar los niveles de deuda“, dijo Juncker.

“Pero también está claro que se necesitará mayor consolidación a partir de 2011, junto con la profundización de las reformas estructurales”, aseguró el presidente del Eurogrupo a la salida de la reunión de los ministros de Finanzas de la zona euro.

Por su parte, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, alentó a que ambos paí­ses acometan tanto la reforma laboral y como la relacionada con el sistema de pensiones, que a su juicio “son tan necesarias para resolver esta situación tan delicada”.

Rehn recordó que la Comisión Europea no publicará su evaluación definitiva sobre los programas de ajuste de ambos paí­ses hasta el próximo 15 de junio, cuando el Ejecutivo comunitario presentará “un análisis claro sobre los distintos escenarios macroeconómicos y el impacto de cada medida que se ha anunciado”, pero adelantó que los “objetivos revisados (de reducción de déficit) para 2010 y 2011 son adecuados”.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios también destacó el compromiso de los dos paí­ses ibéricos de hacer “todo lo que haga falta” para cumplir con esos objetivos.

El ajuste español analizado hoy por los ministros de la zona euro pretende ahorrar 15.000 millones adicionales hasta 2011 mediante una serie de medidas de recorte del gasto, entre las que destacan el recorte de los sueldos de los funcionarios, la congelación de las pensiones y una reducción de la inversión pública.

Con esas medidas, España espera reducir el déficit 1,5 puntos porcentuales respecto a lo previsto anteriormente, con objeto de situar el déficit en el 6% en 2011, mientras que Portugal pretende reducirlo 2 puntos para situarse en ese porcentaje en el mismo plazo.

“Ambos paí­ses han anunciado valerosas medidas adicionales y muy considerables así­ como objetivos revisados muy ambiciosos para este año y el que viene. Están adoptando las medidas necesarias y espero que sigan con este impulso por el que se han decidido“, añadió el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios.

La adopción de esas medidas extra por parte de España y Portugal fue la condición impuesta por los socios de la zona del euro hace un mes para aprobar el fondo de hasta 750.000 millones de euros destinado a ayudar a socios con problemas futuros de financiación.

El Gobierno también se ha comprometido a aprobar la reforma del mercado de trabajo el próximo 16 de junio, antes de la próxima reunión de los lí­deres de la Unión Europea (UE), si no logra llegar a un acuerdo con los agentes sociales en los próximos dí­as.

La petición del Eurogrupo se produce en el mismo dí­a en que las dudas sobre las finanzas públicas de algunos paí­ses europeos y las medidas de ajuste de España hicieron que la rentabilidad de los bonos españoles a 10 años se disparara al cierre de la sesión hasta el 4,591%, el nivel más alto desde octubre de 2008, cuando se agudizó la crisis financiera por la quiebra de Lehman Brothers.

En medio de la tensión de su deuda pública, España afrontará esta semana un nuevo examen para colocar sus bonos soberanos, ya que el próximo jueves llevará a cabo una subasta de tí­tulos a tres años, con la esperanza de recaudar hasta 4.000 millones de euros.

Ví­a EFE