BCV fijará desde este miércoles las bandas para el dólar permuta

Foto: REUTERS/Carlos Garcí­a Rawlins

El Banco Central de Venezuela (BCV) activará el miércoles el nuevo sistema de transacciones con tí­tulos de deuda en moneda extranjera que será empleado para la obtención de divisas en el mercado paralelo y la fijación una nueva paridad cambiaria, informó el martes el presidente del organismo emisor.

El presidente del BCV, Nelson Merentes, dijo en conferencia de prensa que a partir de las 9 de la mañana (13.30 GMT) del miércoles, el instituto emisor abrirá las operaciones del Sistema de Transacciones con Tí­tulos en Moneda Extranjera (SITME) que funcionará bajo un esquema de bandas de precios.

El SITME, que estará bajo control exclusivo del BCV, servirá para que las empresas privadas e inversionistas puedan adquirir tí­tulos de deuda en moneda extranjera y de esa manera obtener divisas en el mercado paralelo, que estuvo paralizado por tres semanas.

De acuerdo al nuevo sistema anunciado en la ví­spera por las autoridades, sólo los bancos y entidades de ahorro y préstamos podrán gestionar ante el BCV las solicitudes de compra de bonos que realicen las empresas e inversionistas.

Merentes no ofreció mayores detalles sobre como se fijará el piso y el techo de la banda de precios, y sólo indicó que dependerá de “el precio del tí­tulo cuando se adquiere”, “el precio del tí­tulo en el mercado internacional”, y “una regulación en la banda” que estará sujeta a un “modelo matemático”.

Foto: REUTERS/Carlos Garcí­a Rawlins

Agregó que diariamente el BCV publicará en su página de internet los lí­mites de la banda.

El profesor de economí­a de la Universidad Católica Andrés Bello, Orlando Ochoa, dijo a la AP que este nuevo sistema servirá para la creación de una tercera tasa de cambio. En Venezuela está vigente un control de cambios desde el 2007.

A inicios de año el gobierno aprobó una devaluación de más de 20% y llevó la paridad oficial de 2,15 bolí­vares fuertes por dólar a 2,60 bolí­vares fuertes para algunas importaciones prioritarias y estatales, y 4,30 bolí­vares fuertes para el resto de transacciones en divisas.

“El flujo está garantizado para empezar. Hay un stock importante”
, dijo Merentes, ex ministro de Finanzas, al asegurar que las autoridades disponen de suficientes posiciones de bonos para atender la demanda.

“La magnitud que nosotros tenemos estimado de la demanda no especulativa sino real para que la economí­a se fortalezca más está alrededor de unos 5.000 (millones), 6.000 millones de dólares anuales”, indicó el funcionario al asegurar que “este sistema puede durar por lo menos unos 50, 100 años”.

Merentes afirmó que la banca privada, que dispone de unos 2.000 millones de dólares en tí­tulos de deuda en moneda extranjera, “se comprometió a transar cantidades diarias importantes”.

Foto: REUTERS/Carlos Garcí­a Rawlins

Agregó que hay “otras instituciones financieras” que no mencionó, y la banca pública, que dispone de bonos por “700 millones de dólares”, que están dispuestos a ofertar tí­tulos de deuda.

El directivo sostuvo que el nuevo sistema puede “retroalimentarse” con las empresas “tanto nacionales como internacionales que necesitan cambiar tí­tulos en bolí­vares”, los “instrumentos del Banco Central de Venezuela”, y las “operaciones financieras que puede hacer el Estado”.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de que el BCV o el gobierno puedan hacer emisiones de deuda para alimentar el sistema, Merentes dijo que “también el Ejecutivo si lo considera pertinente puede hacer emisiones denominadas en dólares pagaderas en bolí­vares”.

De acuerdo a un reciente estudio elaborado por la firma privada Ecoanalí­tica, para suplir la demanda del mercado paralelo el BCV requerirá entre 15.000 millones y 17.000 millones de dólares en bonos.

El mercado paralelo local financia entre 30% y 40% de las importaciones, y 70% de las salidas de capitales.

Sobre los montos de las operaciones que podrán realizar los inversionistas y las empresas, el presidente del BCV informó que las personas naturales tienen un piso de 1.000 dólares, y agregó que el tope máximo que dependerá de la “oferta y la demanda”.

Foto: REUTERS/Carlos Garcí­a Rawlins

En cuanto a las compañí­as, Merentes dijo que “las cantidades dependen básicamente de las necesidades tanto la demanda como la oferta”, pero acotó que si una empresa dice que “yo quiero 1.000 millones de dólares, indudablemente que el sistema lo va a rechazar”.

El mercado paralelo está paralizado completamente desde el pasado 19 mayo cuando las autoridades suspendieron temporalmente las operaciones de tí­tulos de deuda en moneda extranjera alegando que las empresas bursátiles estaban realizando transacciones “especulativas”.

Entre abril y mayo el tipo de cambio en el mercado paralelo sufrió un salto de 10% que llevó la cotización de la divisa estadounidense a más del doble de la tasa oficial de 4,30 bolí­vares fuertes por dólar.

El presidente Hugo Chávez ha amenazado con cerrar el centenar de firmas bursátiles que operan en el paí­s para enfrentar las actividades de especulación en el mercado paralelo. Hasta la fecha han sido intervenidas 36 firmas bursátiles.

Por FABIOLA SíNCHEZ
Copyright 2010 The Associated Press.