Hungrí­a anunció un nuevo plan fiscal para reducir déficit

El primer ministro húngaro propuso el martes un nuevo plan fiscal, que incluye la reforma del sistema impositivo y recortes del sector público, para asegurar a los inversionistas nerviosos que podrá pagar su deuda soberana.

En un discurso pronunciado en el parlamento, Viktor Orban dijo que el plan de 29 puntos cobrará un impuesto durante seis años a instituciones financieras y reducirá las trabas burocráticas que encaran los inversionistas.

Señaló además que reducirá el sueldo de los funcionarios públicos y eliminará beneficios como los autos oficiales y teléfonos móviles gratuitos.

Orban presentó el plan tras una reunión ministerial de tres dí­as que ha sido seguida atentamente en el extranjero tras insinuar hace poco algunos funcionarios que la situación económica de Hungrí­a es similar a la de Grecia.

Tales señalamientos causaron consternación en los mercados globales y arrastraron a la baja el viernes y el lunes al euro y al florí­n húngaro. Desde entonces, las autoridades húngaras han intentado modificar esas declaraciones.

El ministro de Economí­a, Gyorgy Matolcsy, dijo el lunes que su gobierno intentará alcanzar en 2010 la meta de reducir el déficit presupuestario al 3,8% del Producto Interno Bruto establecida por el anterior gobierno socialista.

El director gerente del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn ha dicho que no ve “razón para preocuparse” por la situación de Hungrí­a. El paí­s recibió del FMI, el Banco Mundial y la Unión Europea un crédito de 20.000 millones de euros (24.000 millones de dólares) a fines de 2008 para evitar el impago de su deuda.

Copyright 2010 The Associated Press.