Refinerí­a Isla en Curazao perdió US$ 50 millones por estar detenida

La imagen no está relacionada con la noticia. AFP PHOTO/Erika Santelices, Archivo

La refinerí­a Isla operada por la estatal Petróleos de Venezuela en Curazao perdió más de 50 millones de dólares desde que detuvo sus operaciones en marzo por problemas eléctricos, y sigue sin arrancar sus plantas principales, dijo el miércoles el portavoz de la instalación.

Isla, con capacidad para procesar 320.000 barriles por dí­a (bpd), ha experimentado frecuentes paradas no programadas en los últimos años, por problemas en la planta Curazao Utilities Operating Company (CUOC), que le provee servicios industriales y requiere el reemplazo de varios equipos.

El portavoz de la refinerí­a en el territorio holandés, Kenneth Gijsbertha, dijo al diario local La Prensa que hasta el momento no tienen una fecha cierta de arranque para las unidades inactivas.

Sólo el complejo de lubricantes está operando a ritmo normal para cumplir con los contratos de suministro a Venezuela, añadió.

Medios locales en Curazao reportaron una explosión en una de las plantas la noche del martes, que no produjo ví­ctimas.

Más de la mitad de los 32 millones de dólares perdidos corresponden a los meses de marzo y abril. En mayo, las pérdidas fueron de 14 millones de dólares y de casi 5 millones en lo que va de junio.

La refinerí­a ha tenido varios intentos de arranque desde mediados de mayo, pero la inestabilidad en la provisión de agua, luz y vapor, que presta un consorcio entre el Gobierno de Curazao y la firma japonesas Marubeni impidió restablecer las plantas principales.

El sindicato de trabajadores insistió en la necesidad de reemplazar parte de las turbinas y calderas del CUOC, pues hasta ahora sólo algunas recibieron mantenimiento.

El costo de la inversión necesaria para reparar las partes dañadas es de unos 25 millones de dólares.

Gijsbertha dijo que la refinerí­a recurrió a la compra de diésel para cumplir con acuerdos de suministro a varios paí­ses vecinos en el marco de Petrocaribe, una alianza energética creada por el Presidente venezolano, Hugo Chávez.

En medio de la parálisis, PDVSA usó parte del sistema de almacenamiento de crudo de Isla para aliviar la capacidad de sus tanques en la Faja del Orinoco, que está saturada debido a constantes paradas programadas y fortuitas de los cuatro mejoradores que procesan el petróleo extrapesado.

Venezuela, que opera Isla desde 1985, ha mantenido conversaciones con el gobierno de Curazao para concretar su compra, pese a recientes roces con sus autoridades por unas bases militares estadounidenses instaladas en su territorio.

(Reporte de Irasí­ Jiménez. Escrito por Marianna Párraga. editado por Damián Wroclavsky)
Reuters