Armando León: “Tipo de cambio flotante debe estabilizarse en 5 bolí­vares por dólar”

Foto: REUTERS/Carlos Garcí­a Rawlins

El nuevo tipo de cambio flotante en Venezuela podrí­a estabilizarse en alrededor de 5 bolí­vares por dólar, dijo el jueves un director del Banco Central del paí­s, quien previó que ello atenuará las presiones inflacionarias y contribuirá a reactivar la economí­a.

Ese tipo de cambio es considerablemente inferior al llamado “dólar permuta” transado hasta mayo en un mercado legal pero no regulado, que llegó a máximos históricos de 8,2 bolí­vares/dólar encendiendo las alarmas en el Gobierno, que lo clausuró.

“Yo creo que deberí­a estabilizarse en un nivel más bajo que el del tope de la banda de 5,3 bolí­vares por dólar. Eso puede estabilizarse en alrededor de 5 bolí­vares/dólar, pero eso va a estar moviéndose”, dijo Armando León, uno de los directores del emisor, en una entrevista con Reuters.

El Banco Central de Venezuela (BCV) estrenó el miércoles una plataforma de transacciones de bonos soberanos y de la estatal petrolera PDVSA, del cual se deriva un tipo de cambio oficial flotante y controlado mediante una banda de precios para los bonos.

Foto: REUTERS/Carlos Garcí­a Rawlins

El presidente Hugo Chávez dijo que implantó el mecanismo para luchar contra la “especulación cambiaria” desatada por sus enemigos e inflamada por dinero del narcotráfico, que, asegura, inundó el mercado alternativo de divisas y disparó el precio del dólar permuta.

Pero León defendió la legalidad del ahora extinto mercado de permuta de valores, argumentando que estaba acorde con las leyes hasta hace poco existentes y, por tanto, usadas por el Gobierno para hacer operaciones de deuda.

El miércoles y jueves el tipo de cambio implí­cito promedio ponderado del nuevo sistema fue de 5,3 bolí­vares/dólar y el monto negociado fue de casi 5 millones de dólares en la primera jornada y de 8 millones en la segunda.

León apuesta a que los montos transados aumenten paulatinamente conforme el mecanismo se vaya aceitando y la economí­a mejorando.

“Al inicio debe estar más cerca de 20 millones de dólares (…) Posteriormente, cuando la economí­a arranque con más fuerza, quizás se acerque a 40 millones de dólares al dí­a”, dijo.

Afirmó que el emisor está afinando las limitaciones sobre montos que se impondrán a personas naturales y jurí­dicas para hacerse con dólares a través de los bonos y que la semana próxima serán divulgadas.

Foto: REUTERS/Carlos Garcí­a Rawlins

POCO CRECIMIENTO, ALTA INFLACION

Sobre el desempeño previsto de la golpeada economí­a local, León dijo que aún hay expectativas de que haya un modesto crecimiento en el 2010 tras el desplome del 3,3 por ciento en el 2009.

“Todaví­a hay expectativas de que podemos tener un pequeño crecimiento (…) de entre 0 y 0,5 por ciento, pero hay posibilidades de que cerremos en azul el año”, dijo al admitir que es previsible que en el segundo trimestre haya una contracción, aunque menor al 5,8 por ciento del primero.

El funcionario dijo que se prevé una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) en el tercer y cuarto trimestres del 2010, debido a la superación de la severa crisis eléctrica que azotó en los primeros meses al paí­s y llevó a frecuentes y prolongados cortes de luz y racionamientos.

También enumeró lo que consideró la resolución de las distorsiones cambiarias vistas en los meses recientes; un aumento de las liquidaciones de dólares a las tasas controladas; un crecimiento de las inversiones públicas y privadas y una mayor disponibilidad de insumos y materias.

“Son elementos que permiten suponer que el sector manufacturero, el sector construcción, telecomunicaciones y el de servicios comunitarios y sociales van a recuperarse fuertemente hacia finales del tercer trimestre y el cuarto trimestre”, añadió.

Respecto a la meta oficial de inflación de 20-22 por ciento para el año, consideró “muy difí­cil” alcanzarla, dado que en los primeros cinco meses el indicador acumula un 14,2 por ciento. El director del Banco Central declinó hacer pronósticos sobre la cifra.

Venezuela cerró el 2009 con una inflación del 25,1 por ciento, una de las más altas de continente y de las mayores del mundo. Chávez la atribuye a la especulación y a las prácticas capitalistas que sobreviven en el modelo socialista que trata de implementar en la nación de la OPEP.

(Por Ana Isabel Martí­nez, editado por Eyanir Chinea)
Reuters