Cuatro cajas de ahorro españolas concretaron su unión

Cuatro cajas de ahorro anunciaron el martes haber concluido su unión y aprobado una solicitud de ayuda pública de casi 1.500 millones de euros, un acercamiento decidido en el marco del esfuerzo general de saneamiento reclamado por el Banco de España.

Caja Mediterráneo (CAM), la caja de ahorros de Asturias, Cajastur, la de Cantabria, Caja Cantabria, y la de Extremadura, Caja Extremadura, habí­an firmado el 24 de mayo un protocolo de acuerdo para unirse según el sistema institucional de protección (SIP).

Este modelo de unión permite a cada caja seguir siendo autónoma y crea una red de solidaridad entre ellas.

El SIP fue aprobado el lunes, según un comunicado de la CAM enviado a las autoridades bursátiles de la CNMV.

Las cuatro cajas tienen intención de solicitar ayuda financiera pública ante el fondo constituido especialmente por el Banco de España, el Frob, por un total de 1.493 millones de euros, según el comunicado.

El banco de España pidió a las cajas de ahorro que presenten hasta el 15 de junio su proyecto de acercamiento y saneamiento.

Varias cajas de ahorro ya anunciaron su intención de llevarlo a cabo.

El lunes, siete de ellas, entre las cuales la segunda más importante del paí­s, Caja Madrid, anunciaron una unión que representará la tercera entidad financiera española con activos acumulados por cerca de 340.000 millones de euros, detrás de los bancos comerciales Santander y BBVA, y por delante de la poderosa caja catalana, La Caixa.

La unión de CAM, Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura permitirá la formación de la quinta entidad financiera española, con activos por valor de 135.000 millones de euros.

El sistema bancario español está en plena consolidación, bajo la presión del gobierno y del Banco de España, mientras los analistas se inquietan por la mala salud financiera de numerosas cajas de ahorros regionales, generalmente muy expuestas al estallido de la burbuja inmobiliaria española en 2008.

© 1994-2010 Agence France-Presse