Fusión de siete cajas españolas reducirí­a 3.400 empleos

Las siete cajas de ahorro españolas que el lunes anunciaron su fusión estudian una importante reducción de efectivos, que afectarí­a a 3.400 empleados, es decir un 13% del total, escribió el martes el diario El Mundo en su página web.

Consultado por la AFP, un portavoz de Caja Madrid, la más importante de las siete cajas de ahorro asociadas, dijo que no habí­a comentarios sobre esta información.

Según El Mundo, que citó “fuentes financieras próximas a la operación”, la reducción de personal se practicarí­a principalmente a través de jubilaciones anticipadas y afectarí­a principalmente a Caja Madrid y Bancaja, las dos mayores.

La nueva unión, que fue formalmente firmada en Madrid este martes, tras el anuncio del lunes, prevé también cerrar unas 500 agencias, es decir 12% de la red actual de las siete cajas, añadió El Mundo.

La unión de las siete entidades dará lugar a la tercera entidad financiera española con activos acumulados de unos 340.000 millones de euros, detrás de los bancos comerciales Santander y BBVA, y por delante de la poderosa caja de ahorros catalana, La Caixa.

Además de Caja Madrid (segunda caja de ahorros española detrás de La Caixa), Bancaja, Caja Insular de Ahorros de Canarias, Caixa Laietana, Caja de Avila, Caja Segovia y Caja Rioja participarán en esta operación.

Esta asociación asume el formato de un Sistema Institucional de Protección (SIP), que permite a cada caja mantenerse relativamente autónoma, si bien disfrutando de una solidaridad financiera con las demás.

El sistema bancario español se encuentra en plena consolidación, bajo la presión del gobierno y del Banco de España, mientras los analistas se inquietan ante la mala salud financiera de numerosas cajas de ahorro regionales, generalmente expuestas al estallido de la burbuja inmobiliaria española en 2008.

Este martes, otras cuatro cajas de ahorros (Caja Mediterráneo (CAM), la caja de ahorros de Asturias, Cajastur, la de Cantabria, Caja Cantabria, y la de Extremadura, Caja Extremadura) confirmaron su fusión, para la cual pedirán una ayuda pública de casi 1.500 millones de euros al FROB, un fondo constituido especialmente por el Banco de España para fomentar este tipo de fusiones.

Las cajas tení­an de plazo hasta este martes para solicitar ayudas a este fondo.

Las cajas de ahorro españolas son similares en su actividad a los bancos comerciales, pero generalmente no cotizan en bolsa y están a menudo controladas por poderes públicos locales.

© 1994-2010 Agence France-Presse