Gobierno venezolano garantiza recursos de los más de 273 mil ahorristas del Federal

Foto: Archivo

La Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Sudeban) ratifica que 96,06% de los depositantes (273 mil 406) del Banco Federal C.A. tiene garantizados sus recursos por el Gobierno Bolivariano.

La Sudeban dio esta información en una notificación que publicó este miércoles en los medios de comunicación impresos de circulación nacional, así­ como en su portal web www.sudeban.gob.ve.

Señala que en pro de garantizar la protección de los derechos de los usuarios del Sistema Bancario Nacional, la reciente intervención con cese de operaciones realizada al Banco Federal, C.A. se fundamenta en aspectos como la falta de transparencia en el manejo del dinero de los ahorristas.

El lunes 14 de junio, el presidente de la Sudeban, Edgar Hernández Behrens, anunció la intervención, a puerta cerrada, del Banco Federal.

El lunes 14 de junio, el presidente de la Sudeban, Edgar Hernández Behrens, anunció la intervención, a puerta cerrada, del Banco Federal, motivado a irregularidades y una grave falta de liquidez, por lo que la acción se tomó en aras de preservar los recursos de los ahorristas.

El Banco Federal suspendió, así­, sus servicios y cerró sus oficinas hasta nuevo aviso.

La comisión encargada de llevar a cabo la intervención tiene 60 dí­as para el levantamiento del informe y determinar si se pasa a liquidación o si se rehabilita el banco. Asimismo, serán tomadas medidas preventivas para tratar de evitar operaciones que pudieran ser fraudulentas.

Entre los otros factores que motivaron la intervención bancaria, que menciona el organismo en su notificación publicada este miércoles, se encuentra el hecho de las inversiones riesgosas emitidas por empresas domiciliadas en el paí­ses con baja carga impositiva (paraí­sos fiscales), lo que colocaba en riesgo el respaldo de los ahorros de sus clientes.

Igualmente, la ausencia de la presentación de los recaudos necesarios para la verificación del origen de los fondos para ser utilizados en las capitalizaciones del banco; el déficit de los saldos mí­nimos del encaje legal requerido por el Banco Central de Venezuela (BCV), es decir, la ausencia de respaldo de los recursos de los depositantes.

También el incumplimiento reiterado a las instrucciones y normativas generadas por la Sudeban, así­ como en los í­ndices patrimoniales y de solvencia requeridos y en la colocación de las carteras crediticias obligatorias (manufactura, agrí­cola, turismo, microcrédito).

Se le aprobaron dos planes de ajuste, para adecuarse a la normativa legal y prudencial vigente, los cuales el banco no cumplió; registró captaciones del público el 30 de diciembre de 2009 sin representar una entrada efectiva de dinero, originadas por una transacción efectuada por 2 millardos de bolí­vares fuertes (Bs.F 2.000.000.000,00) a través de una Casa de Bolsa relacionada, lo cual permitió mantener su cuota de participación en el sistema bancario.

La última propuesta de capitalización por 400 millones de bolí­vares fuertes (Bs.F 400.000.000,00) fue desistida voluntariamente por los accionistas, según consta en la respectiva Acta de Asamblea del 23 de diciembre de 2009.

Con información de ABN