Wall Street cerró la sesión sin una dirección clara

En una foto del 16 de junio de 2010, agentes de bolsa trabajan en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York. (Foto AP/Richard Drew)

La Bolsa de Nueva York terminó en punto muerto una sesión sin dirección real este viernes, animada esencialmente por la expiración de varios tipos de productos financieros: el Dow Jones ganó 0,16% y el Nasdaq 0,11%.

Según cifras definitivas de cierre, el Dow Jones Industrial Average avanzó 16,47 puntos a 10.450,64 puntos y el Nasdaq, de alto componente tecnológico, subió 2,64 puntos a 2.309,80 puntos.

El í­ndice ampliado Standard & Poor’s 500 se incrementó por su parte 0,13% (1,47 punto) a 1.117,51 puntos.

Los í­ndices de la plaza neoyorquina oscliaron en torno al equilibrio durante toda la jornada.

“No hubo indicadores económicos hoy (viernes) y lo único que contó fue la expiración de opciones”, estimó Peter Cardillo, de Avalon Partners.

La jornada estuvo marcada por la expiración simultánea de cuatro tipos de opciones y contratos a futuro sobre acciones e í­ndices bursátiles. Estos productos financieros dan a sus tenedores el derecho (aunque no la obligación) de comprar o vender, a un precio convenido por adelantado, antes de cierto plazo.

“Es principalmente técnico, no hay ninguna convicción”, constató Gregori Volokhin, de Meeschaert New York. “Lo que sostiene al mercado, es que tuvimos una semana de estadí­sticas que no eran brillantes, pero el mercado reaccionó bien. El mercado se preparó para recibir noticias no necesariamente positivas. Tiene menos miedo de su sombra”, afirmó.

En la semana, el Dow Jones registra un ascenso de 2,35%.

El mercado obligatorio se replegó. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años alcanzó 3,223% contra 3,190% en la noche del jueves y el de los tí­tulos a 30 años a 4,149% contra 4,122%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.

© 1994-2010 Agence France-Presse