Merkel rechazó hacer modificaciones en el plan de ahorro de 80.000 millones de euros

Foto: REUTERS/Tobias Schwarz

La canciller alemana, Angela Merkel, rechazó hoy exigencias de su propio partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), para realizar cambios o correcciones en el plan de ahorro presupuestario de 80.000 millones de euros hasta 2014.

Durante una reunión con los jefes de las distintas circunscripciones de la CDU en Alemania, la canciller afirmó que las medidas acordadas con sus socios de coalición -cristianosociales bávaros (CSU) y liberales (FDP)- son equilibradas socialmente y exigió de sus correligionarios su aplicación urgente.

La jefa del gobierno berlinés rechazó un mayor recorte de las subvenciones o su extensión a sectores como el del carbón, así­ como la eliminación de la exención tributaria para los pluses salariales por los domingos y festivos trabajados.

Asimismo, expresó su apoyo a su ministro de Sanidad, el liberal Philipp Rí¶ssler, en sus esfuerzos por llevar a cabo la urgente reforma del sistema sanitario, una de las cuestiones que más polémica ha causado en el seno de la propia coalición.

En cuanto a la posibilidad de prolongar la vida operativa de las centrales nucleares alemanas señaló que habrá que esperar a finales de agosto, cuando se defina la estrategia energética del gobierno para poder tomar una decisión al respecto en setiembre.

Angela Merkel señaló que tampoco existe aun una decisión sobre el futuro del servicio militar obligatorio, cuya continuidad se ha puesto en duda ante los fuertes recortes anunciados en los presupuestos de Defensa.

Ví­a EFE