La Fed mantendrá su polí­tica monetaria de tasa cerca de cero


La Reserva Federal (Fed) estadounidense realizará martes y miércoles una reunión de polí­tica monetaria tras la cual deberá reiterar su decisión de mantener su tasa directriz cerca de cero durante el mayor tiempo posible para impulsar la recuperación de la economí­a.

Desde la última reunión del comité de polí­tica monetaria de la Fed (FOMC), la economí­a estadounidense se fortaleció, pero los directivos del organismo opinan mayoritariamente que el crecimiento sigue siendo demasiado frágil como para contemplar un aumento de las tasas.

A la vista de los contratos a término sobre la tasa de los préstamos a 24 horas, nadie prevé que el FOMC anuncie un endurecimiento del crédito en el comunicado final de la reunión, esperado para las 14H15 de Washington (18H15 GMT) del miércoles.

Los indicadores difundidos desde comienzos de mayo sugieren que la recuperación iniciada en el verano boreal de 2009 podrí­a acelerarse en el segundo trimestre, y ganar vigor al basarse más que durante el invierno en elementos duraderos, como la inversión, la producción de las empresas y el consumo.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, indicó el 9 de junio que preveí­a un alza del PIB de cerca de 3,5% en 2010, mientras que el crecimiento llegó a 3,0% en términos anualizados durante el primer trimestre, según los últimos datos oficiales disponibles.

La Reserva Federal estima que el incremento del PIB podrí­a llegar a 4,0% en 2011, pero sus dirigentes opinan que el crecimiento será demasiado débil para hacer caer sensiblemente el desempleo antes de algunos años.

Bernanke declaró incluso que el paí­s necesitará “un tiempo considerable para recuperar los cerca de 8,5 millones de empleos que se perdieron entre 2008 y 2009”.

La Fed autoriza que su tasa directriz fluctúe entre 0 y 0,25% desde mediados de diciembre de 2008.

Los directivos del FOMC que han hecho declaraciones públicas desde la última reunión siempre han insistido en que consideran apropiado que la Fed exprese su voluntad de mantener durante largo tiempo su tasa directriz en un nivel “excepcionalmente bajo”.

Se espera, pues, una mención de este tipo en el comunicado final, sobre todo después de que las últimas cifras del departamento de Trabajo mostraran el jueves un aumento de las solicitudes de seguro de desempleo, señal, si aún hací­a falta alguna, de las persistentes dificultades del mercado de trabajo, a pesar de la mejorí­a del empleo observada desde el comienzo del año.

La inflación es casi nula, y la Fed no tiene que preocuparse, por el momento al menos, por el nivel de los precios. Puede, pues, mantener su tasa en los bajos niveles actuales para intentar dinamizar la economí­a y favorecer las contrataciones.

Según, Sven Jari Stehn, economista del banco Goldman Sachs, “no hay ninguna razón sólida que permita esperar que los dirigentes de la Fed decidan elevar las tasas antes de 2012”.

Un alza de las tasas es “improbable”, según el escenario de recuperación considerado por la Fed, agrega, y “lo es aun más según nuestras previsiones de crecimiento y de inflación, inferiores a las del banco central”.

© 1994-2010 Agence France-Presse