AFP: ALBA, un club “antiimperialista” de gobiernos aliados a Venezuela y Cuba

Foto: archivo.

El ALBA, que este jueves y viernes celebra una cumbre en Quito, es una alianza “antiimperialista” de ocho paí­ses americanos creada en 2004 en La Habana por Cuba y Venezuela que aporta su petróleo en contraposición a Estados Unidos.

El grupo fue fundado el 14 de diciembre de 2004 como “Alternativa Bolivariana para las Américas”, y en 2009 pasó a llamarse “Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América”.

Esta “Alternativa” o “Alianza” fue creada por el presidente venezolano Hugo Chávez y el lí­der cubano Fidel Castro, en contraposición al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que impulsaba por entonces Estados Unidos.

Sus integrantes actuales son Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y las islas Dominica, San Vicente y Granadinas, y Antigua y Barbuda, lo que implica una población total de alrededor de 75 millones de personas.

Honduras llegó a integrarla: adhirió en agosto de 2008 durante el gobierno de Manuel Zelaya, y se retiró en enero de 2010, al final del gobierno de facto asumido tras su derrocamiento, en una decisión que el actual presidente Porfirio Lobo (derecha) no varió.

El ALBA, muy marcado por la agenda y la ideologí­a venezolana y cubana, se autodefine como alianza polí­tica “antiimperialista” para “unir capacidades y fortalezas” en busca de un “desarrollo integral” como “naciones soberanas”.

El grupo cuenta con un acuerdo energético que garantiza el suministro de crudo a sus miembros a través de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Venezuela, segundo paí­s del mundo con mayores depósitos de crudo, tiene reservas probadas de 211.173 millones de barriles y desea elevarlas hasta los 316.000 millones de toneles a medio plazo.

Recientemente el ALBA creó el Sucre, una divisa virtual, sin existencia material, que busca terminar con el “yugo del dólar” como moneda de intercambio comercial.

“El comercio y la inversión no deben ser fines en sí­ mismos, sino instrumentos para alcanzar un desarrollo justo y sustentable”, afirma uno de los puntos de la declaración firmada en su fundación.

Ví­a Agence France-Presse