Petrolera de EEUU no ha recibido notificación de Venezuela sobre nacionalización de taladros


La compañí­a Helmerich & Payne dijo que no ha recibido ninguna notificación del Gobierno de Venezuela sobre la nacionalización de sus plataformas de perforación y exigió un pago pendiente de la estatal petrolera PDVSA por servicios prestados.

El ministro de Energí­a y Petróleo venezolano, Rafael Ramí­rez, precisó que el Gobierno nacionalizará 11 plataformas de perforación de crudo sin operar y que pertenecen a la estadounidense Helmerich & Payne.

“Nuestra disputa con PDVSA nunca ha sido muy complicada y nuestra posición sigue siendo clara: simplemente queremos que se nos pague por el trabajo realizado”, dijo el presidente ejecutivo de la firma, Hans Helmerich, en un comunicado.

Helmerich & Payne sostuvo que sus taladros, operados inicialmente por PDVSA, cumplieron con sus obligaciones contractuales durante el 2009 y han estado suspendidos desde entonces.

La deuda total de PDVSA al 14 de junio está valuada en cerca de 43 millones de dólares, informó la compañí­a.

Al 31 de mayo, la petrolera contaba con alrededor de 30 millones de dólares al contado en moneda local en Venezuela.

También poseí­a 67 millones de dólares en valor contable neto de activos de propiedad, planta y equipamiento al segundo trimestre del año que terminó el 31 de marzo.

Helmerich & Payne es un participante menor en la industria de perforación petrolera, pero gigantes mundiales como Halliburton, Schlumberger y Baker Hughes también tienen presencia en Venezuela.

No obstante, la decisión del paí­s sudamericano de nacionalizar las plataformas de Helmerich fue ampliamente esperada y no tendrí­a un impacto recurrente sobre las ganancias de los contratos de los perforadores.

“De haber impacto en las ganancias es menor, a pesar de este problema”, dijo Phil Weiss, de Argus Research.

(Reporte de Thyagaraju Adinarayan; Editado por Gopakumar Warrier)
Reuters