En España se fusionan otras dos cajas de ahorro

Las cajas de ahorros españolas Caixanova y Caja Galicia aprobaron este lunes su unión, en el marco de un proceso de fusiones que lleva a cabo el sector en España para hacer frente a la crisis ahorrando costes.

“Los consejos de administración de Caixa Galicia y Caixanova han aprobado hoy el documento definitivo del plan de integración”, indicó Caixa Galicia en un comunicado a la autoridad española de mercados, la CNMV.

Ambas entidades pidieron una ayuda de 1.162 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), creado por el Banco de España para apoyar las fusiones entre cajas de ahorros.

La fusión “afecta a 300 oficinas” e implicará que 1.200 empleados se prejubilen, indicó Caixanova en un comunicado, en el que añadió que la nueva entidad que salga de la fusión estará “entre las 10 mayores entidades financieras de España”.

Las cajas de ahorros son entidades vinculadas a los gobiernos regionales españoles –aunque no cotizan en bolsa– que prestaron considerablemente a las empresas constructoras durante el “boom” inmobiliario español y se han visto muy afectadas por la caí­da del sector, coincidiendo con la crisis financiera internacional.

El Banco de España y el gobierno socialista español han impulsado las fusiones en el sector, lo que dio lugar a unas 10 en las últimas semanas.

Las uniones de cajas se llamarán “Sistema Institucional de Protección (SIP)”, también conocidas como “fusión frí­a”, que prevén la creación de una “sociedad central” para compartir riesgos a través de un mecanismo de solidaridad común pero donde cada caja conserva su marca comercial y sus oficinas.

Las fusiones implicará la supresión del 15% de los trabajadores de las cajas y el 20% de sus oficinas, según el banco central español.

© 1994-2010 Agence France-Presse