El euro cae este lunes por temores de financiamiento en la banca europea

El euro cayó el lunes, presionado por los temores de financiamiento en la banca europea y por las nuevas emisiones de deuda previstas para esta semana, mientras que el franco suizo subió con fuerza debido a la idea de que su alza no afecta a la economí­a suiza.

El euro cayó bajo los 1,23 dólares luego de que las tasas de préstamos interbancarios tocaran su mayor nivel en casi siete meses. El fracaso de la moneda europa en su carrera hacia los 1,24 dólares y las fuertes ventas en la paridad euro/libra aumentaron la presión a la baja.

Bancos de la zona euro deben pagar 442.000 millones de euros (545.500 millones de dólares) en préstamos a un año del Banco Central Europeo el jueves, dejando la puerta abierta a un déficit de liquidez en el sistema por más de 100.000 millones de euros.

“La lista de noticias negativas para el euro sigue creciendo. Nunca se acaban los motivos para venderlo”, dijo Brian Dolan, estratega cambiario de Forex.com en Bedminster, Nueva Jersey.

Al cierre de las operaciones en Nueva York, el euro cayó un 0,8 por ciento a 1,2275 dólares, cerca de su mí­nimo de la sesión de 1,2265 dólares en la plataforma electrónica EBS y muy por debajo del máximo intradí­a de 1,2398 dólares.

El franco suizo tocó un máximo histórico frente al euro y de ocho semanas frente al dólar después de que el consejero del Banco Nacional Suizo, Jean-Pierre Danthine dijera al diario l’agefi que los riesgos deflacionarios han desaparecido y que las exportaciones suizas han demostrado ser robustas, pese a una moneda más sólida.

El euro cayó más de un 1,0 por ciento a 1,3329 francos, un nuevo mí­nimo histórico. Los comentarios de Danthine se conocieron después de que el banco central suizo desistiera de su compromiso de luchar contra una apreciación excesiva del franco a principios de mes.

El dólar cayó hasta los 1,0818 francos y cerró con un declive del 0,6 por ciento a 1,0867 francos.

Frente a la libra esterlina, el euro tocó un mí­nimo de un año y medio y cotizó en 81,25 peniques, con una caí­da del 1,1 por ciento.

Esta semana, los mercados financieros seguirán de cerca las subastas de deuda de Francia y España después de que la floja demanda atraí­da por la venta de Italia de 7.000 millones de euros en bonos soberanos del lunes mantuviera despiertos los temores sobre los problemas en la deuda de la zona euro.

La prima que demandan los inversionistas para optar por los bonos soberanos a 10 años de Italia, Francia y España en lugar de los tí­tulos de la deuda alemana, aumentó.

“El contexto (para el euro) sigue siendo bastante negativo ya que sigue habiendo presión en el mercado de la deuda”, dijo Sacha Tihanyi, estratega cambiario de Scotia Capital en Toronto.

“Si hay una débil subasta de bonos españoles, por ejemplo, esto podrí­a afectar a la confianza”, agregó.

El mercado mostró poca reacción a la cumbre de lí­deres del G-20, que acordaron adoptar diferentes medidas para reducir los déficits presupuestarios, un reflejo de la frágil e irregular recuperación económica en los distintos paí­ses.

El í­ndice dólar, que mide el desempeño del billete verde frente a una canasta de seis monedas referenciales, subió un 0,5 por ciento a 85,707.

Los últimos datos de la Commodity Futures Trading Commission mostraron que los especuladores en monedas redujeron ligeramente sus apuestas sobre el dólar y pasaron a apostar a favor del yen.

Frente al yen, el dólar avanzó un 0,2 por ciento a 89,42 yenes, tras tocar un mí­nimo de cinco semanas de 89,06 en la plataforma electrónica EBS.

Por Wanfeng Zhou
(Reporte adicional de Vivianne Rodrigues)
Reuters