Pdvsa suscribe crédito por US$ 1.500 millones con un grupo de bancos

AFP PHOTO/Juan Barreto, Archivo

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) dijo el martes que suscribió un crédito sindicado por 1.500 millones de dólares con un grupo de bancos, que incluyen a China Development Bank Corporation y al Banco Espirito Santo de Portugal.

La petrolera negociaba este préstamo desde principios de año, en medio de la recesión económica que atraviesa el paí­s socio de la OPEP y tras emitir más de 6.000 millones de dólares en bonos de deuda el año pasado.

La compañí­a agregó que podrí­a amortizar el crédito en tres años y que el instrumento tiene un perí­odo de gracia de nueve meses, pero no especificó el destino que dará a los recursos.

“Petróleos de Venezuela, China Development Bank Corporation (CDB), el Banco Espirito Santo y otras importantes instituciones bancarias suscribieron un acuerdo de crédito sindicado que establece una facilidad por 1.500 millones de dólares para la estatal”, dijo PDVSA en un comunicado.

Si bien la devaluación del bolí­var venezolano en enero benefició a la petrolera estatal, cuyos ingresos son mayormente en dólares, la compañí­a ha vuelto a acumular onerosas deudas con sus proveedores, según algunos de sus contratistas de servicios petroleros.

Venezuela devaluó su moneda, en el marco del control de cambio que mantiene desde el 2003, de 2,15 bolí­vares por dólar a 2,60 bolí­vares por dólar e introdujo un dólar “petrolero” de 4,30 bolí­vares por dólar.

PDVSA dijo que sus inversiones sumaron 13.600 millones de dólares en 2009, frente a los 15.400 millones de dólares del año anterior.

La deuda financiera de PDVSA y sus empresas filiales sumó 21.419 millones de dólares al cierre del ejercicio 2009, frente a 15.095 millones de dólares el año previo, según reportó la estatal en un informe auditado por una firma independiente.

La filial de la empresa en Estados Unidos, Citgo Petroleum, culminó la semana pasada un refinanciación de deuda por 2.100 millones de dólares que incluyó una emisión de bonos, dos préstamos con la banca y una nueva lí­nea de crédito.

La operación restringe la habilidad de Citgo para vender o fusionar activos, pagar dividendos y financiar a su casa matriz, como ha hecho en años recientes.

(Por Eyanir Chinea y Marianna Párraga. Editado por Javier López de Lérida)
Reuters