Presidente de Taiwan defendió acuerdo comercial con China

El presidente de Taiwán Ma Ying-jeou habla con los periodistas sobre el Acuerdo Marco y de Cooperación Económica firmado recientemente por Taiwan y China, en el palacio presidencial de Taipei el jueves, 1 de julio del 2010. (Foto AP/Wally Santana)

El presidente de Taiwán defendió el jueves su acuerdo comercial con China y negó las tesis de que permitirá la ocupación de la isla por parte de Beijing, mientras la oposición se prepara para unas elecciones que podrí­an determinar la suerte de la ambiciosa apertura al continente.

El Acuerdo Marco y de Cooperación Económica, firmado el martes en la ciudad china de Chongqing, es el paso más importante dado hasta la fecha por Ma Ying-jeou para mejorar sus relaciones con Beijing.

El pacto promete una mayor colaboración económica entre ambos paí­ses
y plantea la posibilidad de estrechar los lazos polí­ticos entre la isla y China, separadas por los 160 kilómetros (100 millas) del Estrecho de Taiwán.

Ensalzado por Beijing y Washington — que al igual que Ma consideran el acuerdo un motivo para evitar conflictos armados entre ambos paí­ses — la oposición proindependentista lo criticó por considerarlo parte de una campaña china para volver a controlar la isla tras 60 años de división que siguieron a la guerra civil.

Ma intentó disipar el jueves esos temores durante una conferencia de prensa en Taipei.

“Comprendemos que la parte continental debe tener consideraciones polí­ticas, motivaciones polí­ticas” al firmar el tratado, indicó. “Empero, la parte continental indicó que no hay prisa en tratar los temas polí­ticos. Esperamos obtener tiempo suficiente para que la población de ambos lados del Estrecho de Taiwán puede tener suficientes intercambios económicos, culturales o de otro tipo para entenderse mejor”.

Ma arriesga el futuro de su presidencia — y la suerte de su apertura a China — en este acuerdo.

El mandatario sostiene que un Taiwán democrático necesita el acuerdo para evitar su marginación económica ante la aparición de bloques comerciales emergentes, incluyendo un Acuerdo de Libre Comercio entre China y los paí­ses del sudeste asiático que entró en vigencia a principios de este año.

El opositor Partido Democrático progresista no concuerda. Además de insistir en su gran riesgo polí­tico, el partido sostiene que sus beneficios económicos han sido exagerados.

Por PETER ENAV
Copyright 2010 The Associated Press.