Toyota sabí­a hace dos años de problemas de los vehí­culos Lexus

Visitantes observan un Lexus IS 350 de Toyota en una concesionaria en Tokio, el jueves 1 de julio de 2010. (Foto AP/Shizuo Kambayashi)

Toyota sabí­a hace dos años del problema de motor que llevó a un nuevo pedido de devolución para reparaciones e incluso llegó a cambiar el resorte fallido, pero no pensó que fuera necesario convocar a los usuarios para arreglarlo hasta hace poco, dijo el martes un directivo.

Toyota Motor Corporation inició el lunes un pedido de devolución mundial de modelos de lujo Lexus para cambiar resortes de una válvula que podrí­an causar que el automóvil se bloquee. La medida también afecta a los modelos Crown vendidos en Japón y alcanza a un total de 270.000 vehí­culos en todo el mundo.

En agosto del 2008, Toyota habí­a reemplazado el resorte con uno más grueso para evitar el problema, dijo a The Associated Press el portavoz Hideaki Homma. Por eso, el pedido de devolución no afecta a los vehí­culos producidos desde entonces.

La automotriz japonesa, la mayor del mundo, pensó que el problema se debí­a al ingreso de una sustancia extraña a los resortes durante su fabricación e incrementó los controles para que esto no sucediera. Pero no creyó que fuera un problema generalizado que forzara a reparaciones masivas.

“Cambiamos esa parte en agosto porque entonces el problema no volverí­a a ocurrir, incluso si entraran partí­culas minúsculas durante la fabricación”, dijo Homma. “Estamos hablando de partí­culas microscópicas”.

Sin embargo, las quejas comenzaron a aumentar y Toyota determinó hace poco que no era un problema aislado sino un error de diseño, por lo que decidió hacer el llamado a los usuarios, dijo Homma.

Toyota prometió hacer llamados a reparación con mayor rapidez en un intento de salvar su otrora impecable reputación, que ha quedado destruida por los pedidos de devolución de 8,5 millones de vehí­culos en todo el mundo desde octubre.

Por YURI KAGEYAMA
Copyright 2010 The Associated Press.