Colombia permitirá la exploración del superconductor coltán

Foto: Archivo

Colombia permitirá la exploración de sus reservas del superconductor coltán, muy apetecido por la industria electrónica, a partir de septiembre u octubre para determinar el real potencial que tiene ese recurso, informó el martes la autoridad minera.

El Instituto Colombiano de Geologí­a y Minerí­a (Ingeominas) reservará 10 millones de hectáreas de los departamentos surorientales de Guainí­a, Vichada y Vaupés, fronterizos con Venezuela y Brasil, de los 114 millones con que cuenta el paí­s, para concesionarlos a mineras locales y extranjeras.

“Una vez tengamos los estudios y la reserva especial del Estado, procederemos a iniciar las subastas públicas”, dijo el director de Ingeominas, Mario Ballesteros a los periodistas.

El coltán, de color cris metálico oscuro, es imprescindible en la fabricación de productos eléctricos avanzados, desde satélites hasta teléfonos celulares, pantallas de plasma, cámaras de fotografí­a y computadores.

El anuncio del Gobierno colombiano se produce casi nueve meses después de que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez dijera que su paí­s tendrí­a una “gran reserva” del mineral.

“Se tomó la decisión de tener una reserva de tierra para el Estado para manejar en Guainí­a, Vaupés y Vichada”, manifestó Ballesteros.

Los estudios geológicos fueron iniciados por el Gobierno en febrero, y Ballesteros dijo que estarí­an terminados en septiembre u octubre, cuando se abrirí­a una subasta para que empiecen a ser explorados.

El funcionario dijo que se subastarán varios bloques, como lo hace la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) en los campos petroleros.

“Se va a hacer una minerí­a importante hacia septiembre u octubre y vamos a hacer una subasta para que participen aquellos mineros y demás interesados”, agregó.

Entre los mayores productores mundiales del mineral se cuentan a la República Democrática del Congo, Australia, Brasil y Canadá. La explotación en Africa ha estado ligada a sangrientos conflictos armados.

(Reporte de Mónica Garcí­a, escrito por Javier Mozzo Peña)
Reuters