El dólar cayó ampliamente ante aumento de apetito por riesgo

El dólar cayó ampliamente el martes al aumentar el apetito por el riesgo, luego de que el Banco de Reserva de Australia ofreció una evaluación positiva para la economí­a local y sobre el panorama económico de Asia.

Un modesto informe sobre el desempeño del sector servicios en Estados Unidos se agregó a la presión vendedora sobre el dólar, por temores de una mayor desaceleración de la economí­a.

Como se esperaba, el Banco de Reserva de Australia mantuvo estable su tasa de interés en 4,5 por ciento, señalando que la decisión era adecuada, aunque algunos inversionistas se habí­an preparado para un comunicado pesimista tras las recientes señales de que la economí­a china se estarí­a enfriando.

Analistas dijeron que el alivio por la posición del banco central de Australia calmó a los inversores y fortaleció el apetito global por el riesgo.

“El apetito por el riesgo tuvo un fuerte repunte”, dijo Boris Schlossberg, director de investigación cambiaria en GFT Forex en Nueva York.

“Aunque los funcionarios de polí­tica monetaria de Australia reconocieron el hecho de que el crecimiento global se está desacelerando, se mantuvieron optimistas sobre la actividad económica en Asia-Pací­fico”, agregó.

En las operaciones al caer la tarde del martes, el euro subió un 0,7 por ciento a 1,2621 dólares, superado la barrera de opciones de 1,26 dólares. El euro también tocó brevemente un máximo en dos semanas contra la libra esterlina, subiendo hasta 83,41 peniques.

El dólar australiano trepó un 1,3 por ciento a 0,8502 dólares, saliendo de un mí­nimo de sesión de 0,8318.

El dólar descendió contra el yen y el euro después de que el Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM por sus siglas en inglés) dijo que su í­ndice de la actividad del sector no manufacturero creció en junio por sexto mes consecutivo, pero la tasa de expansión fue la menor desde febrero.

“La desaceleración en la economí­a estadounidense es real, el cambio de dirección es serio”, dijo Joseph Trevisani, analista de mercado de FX Solutions en Saddle River, Nueva Jersey.

“Las estadí­sticas aún no indican una recesión, pero el ánimo es preocupante. El dólar seguirá debilitándose”, agregó.

Contra la moneda japonesa, el dólar cerró con una baja de 0,3 por ciento a 87,48 yenes. El euro, mientras tanto, extendió sus ganancias tras el informe del ISM pero analistas de monedas advirtieron que los inversionistas serán cautos ante la moneda europea.

“Las tasas de préstamos interbancarios en la zona euro permanecen elevadas”
, dijo Brian Dolan de Forex.com.

El franco suizo avanzó hasta 1,0677 por dólar según datos de Reuters, su mejor nivel desde mediados de abril, para luego retroceder a cerca de 1,0554.

La moneda suiza fue golpeada por un dato que mostró que el í­ndice de precios al consumidor del paí­s subió un 0,5 por ciento en junio frente al mismo mes del año anterior, por debajo del alza del 1 por ciento que esperaban los analistas.

(Reporte de Nick Olivari y Vivianne Rodrigues)
Reuters