El oro se recuperó con subida de acciones y el euro

El oro se recuperó el miércoles de un mí­nimo de 6 semanas y cotizó por encima de los 1.200 dólares la onza, en una jornada en la que los mercados bursátiles y el euro renovaron su avance frente al dólar.

El oro al contado se negociaba a 1.200 dólares la onza a las 1821 GMT, contra los 1.191,5 dólares del cierre del martes en Nueva York.

Los futuros del oro estadounidense para entrega en agosto ganaron 3,8 dólares la onza para cerrar a 1.198,9 dólares la onza.

Las pérdidas técnicas del oro fueron vistas como terapéuticas. El retroceso sacudió a los operadores con grandes posiciones compradas y bajó los precios hasta niveles donde pudo emerger la nueva demanda tras la escalada del metal a niveles récord el 21 de junio, dijeron analistas.

“El oro estaba un poco sobrevendido, y estamos teniendo un rebote sólido de las acciones. Eso también está ayudando al oro”, dijo Peter Buchanan, economista de CIBC World Markets de Toronto.

Los mercados bursátiles treparon el miércoles, rebotando desde pérdidas recientes, respaldados por una estimación alcista de las ganancias de parte de State Street Corp, que impulsó el optimismo sobre la próxima temporada de resultados.

El euro subió contra el dólar en operaciones técnicas después de romper un nivel de resistencia que provocó que algunos inversores que habí­an apostado contra la moneda europea debieran recomprarla para limitar pérdidas.

El oro ha disminuido un 6 por ciento desde que alcanzó el récord de 1.264,9 dólares la onza a fines de junio
, lo que ha tentado a algunos compradores a regresar al mercado.

En India, el mayor consumidor mundial de oro, los joyeros compraron el metal previo a unos festivales religiosos, mientras que otros compradores fí­sicos de Asia se volcaron al lingote tras la caí­da de precios.

La plata habí­a escalado a 18,02 dólares la onza desde 17,78 dólares
; el platino subió a 1.521,5 dólares desde los 1.512,5 dólares previos y el paladio avanzó a 440 dólares contra los anteriores 435 dólares.

Por Carole Vaporean
(Reporte adicional de Jan Harvey y Pratima Desai en Londres)
Reuters