Berlusconi aseguró que si Parlamento no aprueba su plan de ajuste se irá a casa

EFE/Bienvenido Velasco

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aseguró hoy que, si el Parlamento no aprueba su plan de ajuste presupuestario de unos 24.000 millones de euros contra la crisis económica, él y su Gobierno se irán a casa.

En una entrevista al programa de televisión “Studio Aperto” del canal Italia 1, propiedad de su grupo mediático, Mediaset, Berlusconi habló del polémico plan de austeridad, que tramita el Senado actualmente, y abordó también la llamada “ley mordaza”, por la que mañana los periodistas italianos irán a la huelga.

“La decisión del Gobierno de someterlo (el plan de ajuste) a una cuestión de confianza ha sido un acto de valentí­a. Si el Parlamento no nos aprueba este plan de ajuste, nos iremos a casa”, comentó el primer ministro, quien dijo haber gobernado la crisis en interés de las familias, los ahorradores y las empresas.

“Los últimos datos económicos confirman la validez de la lí­nea del Gobierno en estos meses difí­ciles. La recuperación está en curso y será más firme cuanto más vinculada esté a una polí­tica de rigor sobre las cuentas públicas”, agregó.

Sobre la llamada “ley mordaza”, que limita el uso y difusión de las escuchas telefónicas en las investigaciones oficiales, el primer ministro italiano dijo que es una norma “sacrosanta”.

“Estaba y estoy convencido de que se trata de una ley sacrosanta que sigue las lí­neas de otro proyecto de ley aprobado con una mayorí­a contundente en 2007 cuando en el Gobierno estaba la izquierda”, incidió Berlusconi.

“Nadie habló entonces de ‘ley mordaza’, de ultraje a la libertad y a la democracia, pero para la izquierda democracia y libertad existen sólo cuando en el Gobierno están ellos”, agregó.

El jefe del Gobierno de Italia aseguró que esta ley no debilitará al Estado en la lucha contra la mafia y que no ha habido otro Ejecutivo que haya hecho “más y mejor” en los últimos sesenta años contra el crimen organizado.

Berlusconi aludió además la división interna en su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), donde el segundo de a bordo, el presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini, ha vuelto a desvincularse de la corriente que sigue al primer ministro para oponerse a la “ley mordaza”.

“Tengo en mente seguir gobernando y continuar adelante con pasión, determinación y decisión y quien en el PDL disienta de este compromiso absoluto y moral deberí­a tomar nota de que no está ya en sintoní­a con nuestros electores”, afirmó.

Berlusconi asegura que los últimos sondeos le dan un 63 por ciento de aprobación por parte del electorado y recuerda que en democracia hay una “regla de oro” que vale para todos: “en un partido se discute y se debate, pero en el momento de las decisiones gana el principio de mayorí­a”.

Ví­a EFE