La inflación del mes de junio se ubicó en 1,8% y la acumulada del año en 16,3%

Foto: Archivo

La inflación en Venezuela se disparó al 16,3 por ciento en el primer semestre del 2010, muy por encima del 10,8 por ciento en el mismo lapso del año previo, atizada por constantes alzas de precios y en medio de la contracción económica que golpea al paí­s sudamericano.

El Banco Central de Venezuela (BCV) informó el jueves que el Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del sexto mes del año fue de un 1,8 por ciento, inferior al 2,6 por ciento de mayo.

No obstante, la inflación anualizada a junio del 2010 llegó al 31,3 por ciento, superior al 26 por ciento del año previo.

El BCV dijo en un comunicado que tanto los bienes como los servicios mostraron en junio tasas inferiores a las de mayo, ya que pasaron al 2,0 por ciento desde 2,8 por ciento y a un 1,5 por ciento desde 2,4 por ciento, respectivamente.

“No obstante, los bienes han acumulado una variación de 18,6 por ciento en lo que va de 2010, mientras que para los servicios el registro es de 12,9 por ciento”, dijo el organismo emisor.

Las cifras reportadas ponen en franco riesgo la meta inflacionaria oficial de un 20 al 22 por ciento, pese a los infructuosos intentos del Gobierno por encauzarla.

No obstante, gremios de empresas y comercios estiman que la inflación despedirá el año en alrededor del 30 por ciento, por encima del 25 por ciento del 2009, cifra con la que el paí­s petrolero se coronó como el de mayor inflación del continente.

El BCV dijo que la desaceleración del INPC en junio se debió a menores alzas de precios respecto a mayo en rubros como Bebidas alcohólicas y tabaco (en 2,8 por ciento desde 4,4 por ciento), Restaurantes y hoteles (en 1,6 por ciento desde 3,2) y Transporte (en 2,1 por ciento desde 3,5 por ciento).

Asimismo, las tasas de inflación también se redujeron en Alimentos y bebidas no alcohólicas (a 2 por ciento desde 3,3 por ciento), Salud (a 1,3 por ciento desde 2,1) y Servicios de educación (en 0,6 por ciento desde 1,4 por ciento).

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha acusado a supuestos especuladores “burgueses” por la escalada inflacionaria en el paí­s y le ha declarado la guerra a los “oligarcas capitalistas”.

“Hay una conspiración. La burguesí­a tiene mucho que ver en el manejo económico, yo le advierto a la burguesí­a: No nos vamos a dejar acorralar“, dijo semanas atrás.

El mandatario, quien asegura que el paí­s va rumbo a un modelo socialista de propio cuño, también ha dicho que la economí­a que está cayendo en Venezuela es la capitalista, al justificar así­ un desplome del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre del año de un 5,8 por ciento.

Algunos funcionarios esperan que la negativa tendencia del PIB cambie en el tercer trimestre del 2010, para despedir el año con un modesto crecimiento.

Pero analistas afirman que el “socialismo” está arrasando con la productividad local y haciendo al paí­s cada vez más dependiente de las ya altí­simas importaciones.

(Por Ana Isabel Martí­nez, editado por Ignacio Badal)
Reuters