BCE aplaude publicación de resultados de solidez bancaria

Foto: REUTERS/Ralph Orlowski

El presidente del Banco Central Europeo Jean-Claude Trichet recibió con agrado la promesa de los lí­deres europeos de publicar los resultados de las “pruebas de estrés” en los bancos e indicó el jueves que parece haber disminuido la necesidad de calmar a los mercados al comprar bonos de gobiernos en apuros económicos.

Además, Trichet se mostró optimista sobre la economí­a de las 16 naciones de la eurozona tras mantener inalterada el banco su tasa de refinanciación al 1%, un récord, y aseguró que las últimas estadí­sticas no respaldan opiniones “excesivamente pesimistas”.

La atención de los mercados tras el anuncio del jueves sobre las tasas de interés quedó centrada ahora en la publicación el 23 de julio de las “pruebas de estrés” de los bancos europeos, ara asegurar a los mercados preocupados por la posibilidad de que algunos bancos quizá oculten pérdidas en los bonos gubernamentales y otras obligaciones de paí­ses en apuros como Grecia, Portugal y España.

Trichet rechazó las sugerencias que el resultado podrí­a sumarse a la crisis de la deuda europea al sacar a la luz nuevos problemas. Agrego que el BCE “quedó convencido desde el primer momento que la transparencia es una virtud y que es acertado que el mercado vea exactamente cuál es el resultado de estas pruebas.

“Creemos que se trata de fomentar la confianza”
, indicó a los reporteros.

Trichet recibió con agrado la promesa formulada el mes pasado por los lí­deres de la Unión Europea de difundir los resultados de las pruebas individuales a las que sean sometidos los bancos, para disipar dichos temores.

Trichet dijo que “seguimos en una actitud … de ilimitado suministro de liquidez” en plazos de hasta tres meses.

Además, no dio indicios de cuándo concluirá el BCE el programa iniciado en mayo, en lo peor de la crisis de la deuda, de comprar bonos gubernamentales de la eurozona, como forma de incrementar la confianza de los inversionistas en la deuda soberana y ayudar a que los paí­ses incurrieran en un posible impago de sus obligaciones.

“Tenemos la sensación — aunque seguiremos observando con gran atención — que lo necesario respecto al nivel de intervención por nuestra parte ha diminuido paulatinamente”, dijo Trichet.

Entretanto, en Londres, el Banco de Inglaterra anunció el jueves que mantuvo su tasa de interés base en un mí­nimo histórico del 0,5%, por 17 mes consecutivo.

En referencia a las pruebas de estrés, la ministra francesa de Hacienda, Christine Lagarde, ha dicho que mostrarán que los bancos europeos son “sólidos y están saludables”.

Las pruebas abarcan a 91 bancos en Europa, que representan el 65% del sector bancario europeo.

Por GEIR MOULSON
Copyright 2010 The Associated Press.