El euro cayó frente al dólar por factores técnicos y pruebas de tensión

El euro retrocedió el lunes desde un máximo de dos meses frente al dólar, por preocupaciones sobre los resultados de las pruebas de resistencia a los bancos europeos que llevaban a los inversores a reducir sus posiciones largas en la moneda única.

El yen frenó sus pérdidas contra el dólar tras los resultados de una elección parlamentaria en Japón que despertó incertidumbre polí­tica, luego de que el partido gobernante sufriera una dolorosa derrota.

Algunos actores del mercado dijeron que el euro se vio afectado después de que una revista alemana reportara durante el fin de semana que las pruebas de tensión a los bancos europeos incluirí­an, bajo ciertas condiciones, descuentos a los bonos soberanos alemanes.

Pero la caí­da del euro del lunes se debió en gran medida a factores técnicos, especialmente después de que la moneda no lograra trepar por sobre niveles de resistencia. El euro cerró sus operaciones en Nueva York a 1,2594 dólares, retrocediendo 0,4 por ciento.

“Seguimos en modo de corrección a nivel general, pero nos mantenemos bastante negativos en relación al euro durante la segunda mitad del año“, dijo Shaun Osborne, estratega de TD Securities en Toronto.

“Aún hay cierto potencial al alza, pero tras probar y no poder superar el nivel, vimos cierta tendencia negativa, y creo que veremos al euro estabilizarse en el rango entre 1,23 y 1,27 dólares por un tiempo”, agregó.

Los problemas de la deuda griega y los temores sobre la exposición de los bancos a paí­ses de la zona euro con problemas financieros llevó al euro a un mí­nimo de más de siete años por debajo de los 1,19 dólares antes de recuperar cierto terreno. El euro aún acumula un retroceso del 12 por ciento frente al dólar en el 2010.

Los detalles de las pruebas de tensión a 91 bancos europeos se publicarán el 23 de julio en momentos en que la Unión Europea busca restablecer la confianza en el sector.

“Si se considera que las pruebas no son lo suficientemente severas, los mercados castigarí­an al euro y temerí­an lo peor sobre los bancos europeos”, dijo Osborne. “Las pruebas deben ser realistas”, acotó.

Las últimas cifras sobre posiciones especulativas en el mercado monetario mostraron un brusco descenso en las apuestas contra el euro, consistentes con su reciente escalada.

Frente al yen, el dólar se mantuvo sin cambios en la sesión a 88,59 yenes, tras haber trepado hasta un máximo de 89,15 yenes en la sesión asiática.

El yen sufrió inicialmente luego de que la coalición gobernante en Japón, liderada por el partido Democrático del primer ministro Naoto Kan, perdiera su mayorí­a en la Cámara alta en una elección del domingo, lo que pondrí­a en riesgo sus esfuerzos por enfrentar la elevada deuda nacional.

La libra cayó un 0,2 por ciento a 1,5030 dólares después de que la agencia Standard & Poor’s reafirmó la calificación del Reino Unido en “AAA”, pero mantuvo un panorama negativo.

Por Steven C. Johnson
(Reporte adicional de Vivianne Rodrigues)
Reuters