Moratinos anuncia que el Mercosur está dispuesto a liberalizar sus aranceles en un 92%

Foto: EFE/Astrid Riecken, archivo

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel íngel Moratinos, anunció hoy que los paí­ses de Mercosur están dispuestos a liberalizar “hasta un 92 por ciento de sus aranceles” con el fin de facilitar un acuerdo de libre comercio con la UE.

Moratinos se refirió al estado de las negociaciones entre la UE y el bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay en su comparecencia en el Congreso ante la Comisión mixta para la UE para informar de los resultados de la presidencia española de turno que concluyó el 30 de junio pasado.

Según el ministro, el compromiso que se ha conseguido para reabrir las negociaciones es “nada más y nada menos” que Mercosur está dispuesto a liberalizar hasta un 92 por ciento de sus aranceles.

El titular de la diplomacia española recordó que cuando se bloquearon las negociaciones hace seis años, este listón estaba situado en torno al 75 por ciento.

Según Moratinos, la voluntad de Mercosur de que las negociaciones avancen es lo que justifica el “nerviosismo” que tienen paí­ses como Francia ante la posibilidad de que se cierre el acuerdo.

“Ve (Francia) que habrá un acuerdo y que tendrá que hacer concesiones en materia agrí­cola”, declaró el ministro, quien también reconoció que España tendrá que hacer un esfuerzo para “compensar” la flexibilidad mostrada por Mercosur.

La UE y los cuatro paí­ses de Mercosur reanudaron las conversaciones en Buenos Aires a comienzos de este mes, compromiso que alcanzaron en la cumbre de Madrid celebrada en mayo último.

La primera ronda de diálogo celebrada en Buenos Aires estuvo marcada por la controversia de la delegación europea y Argentina por las supuestas trabas del paí­s suramericano a la importación desde la UE de determinados productos agroalimentarios.

Moratinos afirmó que la cumbre de los lí­deres de la UE, América Latina y Caribe fue el “súper-éxito” del semestre de la Presidencia española de la Unión Europea.

Ví­a EFE