Fondo de urgencia de la Eurozona estará operativo a finales de mes

Foto: Mariana Larrazábal, archivo

El fondo de urgencia de la zona euro, dotado de 440.000 millones de euros, estará operativo a fin de mes y se ha hecho todo lo posible para que reciba una nota favorable de las agencias, indicó el miércoles su director en una entrevista con el Financial Times y el Wall Street Journal.

“Estaremos listos para actuar en cuanto los responsables polí­ticos nos digan de hacerlo”, explicó el alemán Klaus Regling, que tomó las riendas de este Fondo Europeo de Estabilidad financiera el pasado 1 de julio.

Señaló que se tomaron medidas para que el fondo obtenga una nota “AAA”, la más alta posible, de las agencias de calificación. Dotado de una reserva en metálico, los paí­ses miembros aceptaron pagar hasta 20% más que la participación a la que se comprometieron inicialmente.

“Tengo confianza en que podamos obtener la mejor nota posible, tal vez durante el mes de agosto”, dijo Regling.

“Creo que el hecho de que 16 ministros de Finanzas de enconomí­as maduras se comprometan a hacer lo necesario para obtener esta nota tiene mucho valor”, agregó.

Los gobiernos de la zona euro decidieron instaurar en mayo este fondo en conexión con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para calmar a los mercados preocupados por la crisis financiera en Grecia y la posibilidad de contagio a otras economí­as vulnerables como España.

Este mecanismo de estabilización incluye en total 440.000 millones de euros de garantí­as aportadas por los paí­ses que utilizan el euro, 250.000 millones de euros de préstamos del FMI y 60.000 de préstamos de la Unión Europea (UE).

Regling también insistió en el hecho que los paí­ses que recurran a este fondo lo harán en condiciones estrictas: “No va a ser un cajero automático. Todo el mundo está de acuerdo en que los paí­ses sólo obtendrán el dinero si aceptan las condiciones” en materia de reformas, indicó.

Según él, ayudar a un Estado que lo pida tomará de “3 a 4 semanas”. Pero por el momento es “poco probable” que se pida dinero, estimó.

El dispositivo es un “arreglo temporal” previsto para durar 3 años, con la posibilidad de prolongarlo si es necesario, dijo.

Interrogado sobre las preocupaciones ligadas a Eslovaquia, que estima no poder participar en la financiación del fondo europeo, Regling se mostró confiado. “Eslovaquia sólo representa un 1% del capital del fondo y es impensable que bloquee el 99% restante”.

© 1994-2010 Agence France-Presse