Caí­da de ventas minoristas en junio genera temores en la economí­a de EEUU

Ofertas en un Office Depot en Mountain View, California, el 12 de julio de 2010. La venta minorista registró una caí­da del 0,5% en junio, tras una baja de 1,1% en mayo, informó el Departamento de Comercio el miércoles 14 de julio de 2010. (Foto AP/Paul Sakuma)

La caí­da de las ventas minoristas en junio, por segundo mes consecutivo, despertó temores el miércoles acerca de la desaceleración de la economí­a en el segundo semestre del año.

La venta minorista registró una caí­da del 0,5% en junio, tras una baja de 1,1% en mayo, informó el Departamento de Comercio. A excepción de los autos el gasto fue menor por 0,1% en junio.

La debilidad de las ventas se debió en buena medida a la caí­da de ventas de automotores y la baja de precios de la gasolina. Si se excluyeran esos sectores, las ventas habrí­an registrado un aumento del 0,1% en el mes.

Por otra parte, los inventarios de las empresas aumentaron 0,1% en mayo por quinto mes consecutivo, pero las ventas cayeron 0,9%, el primer retroceso desde marzo del 2009, según el Departamento de Comercio.

Los estadounidenses están gastando menos y esto podrí­a afectar el ritmo de la recuperación. El gasto de los consumidores suma 70% de la actividad económica, pero la población se ha limitado al abrir su billetera por el alto nivel de desempleo y otras señales que han afectado su confianza, como la volatilidad del mercado de valores y los problemas en el mercado inmobiliario.

La caí­da en las ventas totales de las compañí­as es una nueva prueba de que la recuperación económica se empezó a desacelerar hacia fines del segundo trimestre.

“Las cifras de las ventas minoristas de junio se suman a toda una serie de evidencias que sugieren que la recuperación económica entró a una velocidad menor hacia el final del segundo trimestre”, escribió Paul Dales, economista en Capital Economics, en un informe de investigación. “La actividad al final del trimestre fue mucho más débil que al comienzo”.

Dales agregó que no esperaba que la economí­a recaiga en una recesión, pero sí­ que el crecimiento económico total sea poco alentador para el resto del año y en el 2011.

Un signo positivo es que las compañí­as están gastando más en tecnologí­a.

Intel, el principal fabricante de microtransistores del mundo, reportó esta semana su mayor ingreso neto trimestral en una década. Los ingresos de la compañí­a en el segundo trimestre muestran que las grandes empresas están comprando más computadoras con los microchips más costosos de Intel.

Por MARTIN CRUTSINGER
Copyright 2010 The Associated Press.