El euro subió a un máximo de dos meses frente al dólar

El euro subió a un máximo de dos meses contra el dólar el miércoles y la divisa estadounidense cayó frente al yen, luego de que la publicación de las minutas del encuentro de junio de la Reserva Federal reflejaran preocupación del organismo sobre la marcha de la economí­a.

Las minutas repercutieron negativamente sobre el dólar, que ya vení­a cayendo por las débiles cifras de ventas minoristas en Estados Unidos.

Los funcionarios de la Fed redujeron levemente su proyección sobre la economí­a estadounidense, mientras que las minutas mostraron que estaban abiertos a considerar la eventual necesidad de más medidas de estí­mulo monetario si el panorama se deteriorara considerablemente.

“Lo principal es que hay opiniones divididas dentro de la Fed sobre la agresividad con que se deberí­a actuar si la economí­a se desacelera más“, dijo Samarjit Shankar, director gerente de estrategia cambiaria global en BNY Mellon.

“La Fed no será renuente a mantener las tasas bajas por un perí­odo prolongado”, lo cual golpearí­a al dólar, agregó.

Los sólidos resultados corporativos en Estados Unidos también alentaron a los inversores a apostar por monedas de alto rendimiento y activos de riesgo, generando una ola de órdenes automáticas de compra que llevaron a la moneda única por encima de los 1,2770 dólares, su mejor nivel desde principios de mayo.

La libra esterlina se disparó a un máximo de 10 semanas después de que la publicación de una caí­da en el desempleo de Gran Bretaña reforzara la especulación sobre una posible alza en las tasas de interés.

Más temprano, la divisa europea habí­a caí­do a menos de 1,27 dólares por las persistentes preocupaciones por los problemas de deuda de algunos paí­ses de la zona euro. Sin embargo, exitosas subastas de bonos en Portugal, Alemania y Grecia han aliviado tales temores.

El dólar, a su vez, fue presionado por el flojo informe de ventas minoristas de junio, conocido al dí­a siguiente de que se informara un aumento en el déficit comercial de Estados Unidos en mayo.

La divisa estadounidense tampoco ha sido ayudada por los positivos resultados de empresas, ya que algunos inversionistas ven en ellos un indicador retrasado de salud económica. En vez de eso, los mercados están mirando datos que sugieren que la economí­a podrí­a enfriarse en el segundo semestre.

El euro llegó a 1,2778 dólares, un máximo desde mayo
, aunque frenó brevemente sus ganancias tras las minutas de la Fed.

“La gente está centrada en la debilidad de los datos económicos estadounidenses”, afirmó Marc Chandler, estratega cambiario de Brown Brothers Harriman en Nueva York.

Mientras, el dólar retrocedió un 0,5 por ciento a 88,27 yenes.

La libra, por su parte, subió un 0,5 por ciento a 1,5256 dólares
tras tocar su nivel más alto desde mayo al conocerse datos mejores a los esperados de desempleo en Gran Bretaña que reforzaron las expectativas de un alza en las tasas de interés.

Por Vivianne Rodrigues
Reuters