Senado de EEUU aprueba la histórica reforma financiera que será enviada a Obama

Foto: Mark Wilson/Getty Images/AFP

El Congreso aprobó el jueves las restricciones más duras a los bancos y a Wall Street desde la Gran Depresión, regulando los préstamos y expandiendo la protección a los consumidores para evitar otra catastrófica crisis financiera.

El Senado aprobó la norma por 60 votos frente a 39, tras un año de trabajo y 22 meses después de que el colapso de Lehman Brothers generara pánico en los mercados de crédito de todo el mundo.

Ahora la legislación será enviada a la Casa Blanca para que la firme el presidente Barack Obama, algo que podrí­a ocurrir el miércoles.

La legislación otorga al gobierno nuevos poderes para dividir a compañí­as cuyo desempeño amenaza la economí­a, crea una nueva agencia para proteger a consumidores en sus transacciones financieras y saca a la luz oscuros mercados financieros que habí­an escapado hasta ahora del control de los reguladores.

Grandes instituciones financieras con problemas serí­an liquidadas y los costos prorrateados entre las que sobrevivan.

La Reserva Federal adquirirá nuevos poderes, al tiempo que quedará bajo un fuerte escrutinio del Congreso.

Desde prestamistas de pequeños negocios a los mayores bancos e inversionistas de Wall Street, pocos en el sector financiero estarán inmunes al alcance de la ley. Las transacciones de los consumidores y los inversionistas — desde simples pagos con tarjetas de débito o las operaciones más complejas de bolsa — serán sometidas a nuevas normas y restricciones.

“Cuando ocurrió este terremoto, no habí­a suficiente control, transparencia o responsabilidad para proteger en la caí­da”, dijo el lí­der de la mayorí­a demócrata en el Senado, Harry Reid. “Esta ley reforzará esos tres ámbitos”.

Los republicanos describieron la ley como un intento del gobierno de llegar demasiado lejos, y aseguran que la antipatí­a de los votantes hacia la Casa Blanca y su preocupación por el desempleo superará su odio a Wall Street en las elecciones de noviembre.

La legislación, de 390.000 palabras, no ofrece un remedio rápido, sino que más bien describe la medicación para que los reguladores actúen. En muchos casos, los efectos de la ley no se notarán durante años.

Uno de los principales reguladores encargados de implementar la ley, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo que el voto del Senado representa “un paso que va mucho más lejos para prevenir una repetición de la reciente crisis financiera”.

La aprobación de la ley por parte del Senado, dos semanas después de la aprobación de la Cámara de Representantes, es una victoria para el Presidente y los demócratas del Congreso.

Por JIM KUHNHENN
Copyright 2010 The Associated Press.