Medveded le pide a Alemania que le ayude a modernizar su economí­a

El presidente ruso, Dimitry Medvédev, y la canciller alemana, Angela Merkel, atienden a los medios de comunicación durante la rueda de prensa celebrada tras la sesión plenaria de las consulta ruso-germana celebrada en Yekaterinburg (Rusia), hoy, jueves, 15 de julio de 2010. Ambos lí­deres abordaron temas de actualidad internacional como el programa nuclear iraní­, la situación en Afganistán, o el arreglo del conflicto en Oriente Medio. EFE/Rainer Jensen

El presidente ruso Dmitri Medvedev pidió el jueves a Alemania implicarse en la modernización de la economí­a de Rusia, en ocasión de una visita de la canciller alemana Angela Merkel destinada a reforzar la cooperación bilateral que se saldó con la firma de varios contratos millonarios.

“Espero que las empresas alemanas que tienen una gran experiencia en la materia participen en esta tarea” de la modernización en Rusia, declaró Medvedev ante empresarios de ambos paí­ses, destacando las reestructuraciones de compañí­as en Alemania tras la reunificación del paí­s en 1990.

Durante la reunión celebrada en Ekaterimburgo (en los Urales, centro de Rusia), se firmaron varios acuerdos, entre ellos un contrato entre la compañí­a de ferrocarriles rusa RZD y el grupo industrial alemán Siemens por un monto de 2.800 millones de dólares para la fabricación de 240 trenes regionales en los próximos diez años.

Siemens también instalará en Rusia aerogeneradores con una capacidad total de hasta 1.250 megavatios en 2015, indicó el grupo alemán en un comunicado.

Además, Siemens acordó ayudar al Kremlin en sus esfuerzos por establecer un centro tecnológico en Skolkovo (afueras de Moscú), que busca convertirse en una suerte de Silicon Valley ruso y para el cual serán destinados 5.500 millones de dólares.

Alemania, primer socio comercial de Rusia, “tiene aún mucho potencial” para invertir en Rusia, subrayó la canciller Merkel durante una conferencia de prensa en la que citó a los sectores automotor y energético.

Ambos paí­ses ya están asociados en el proyecto de gasoducto Nord Stream, que los unirá por debajo del Mar Báltico y abastecerá a Europa de gas ruso.

En el marco del “Diálogo de San Petersburgo”, un foro de discusión consagrado al desarrollo de las relaciones bilaterales, en particular al comercio, Medvedev invitó a las empresas alemanas a invertir en las compañí­as rusas, que tienen hasta el momento una baja participación extranjera.

“Espero que las empresas alemanas participen en la modernización de las compañí­as en las cuales se interesan, teniendo en cuenta mi decisión de reducir el número de empresas estratégicas”, señaló.

Medvedev habí­a anunciado en junio que el número de empresas rusas consideradas “estratégicas”, y en las cuales el Estado estaba obligado a poseer una participación, se reducirí­a en un 80%, lo que abrirá las puertas a una mayor participación extranjera en la economí­a rusa.

“Teniendo en cuenta la asociación estrategia en el área económica, creo que las perspectivas en la materia no son demasiado malas”, dijo por otra parte Medvedev, que se reunió por Merkel por quinta vez en lo que va del año.

Merkel viajo a Rusia acompañada de 25 grande empresarios alemanes en el marco de una gira que continuará en China y Kazajistán.

La canciller alemana aprovechó su visita a Rusia para exigir que sea dilucidado el asesinato de la militante rusa de los derechos humanos Natalia Estemirova, perpetrado hace un año y que habí­a conmocionado al mundo entero.

© 1994-2010 Agence France-Presse