CAF espera un crecimiento del 4,5% para Latinoamérica este año

El presidente ejecutivo de la Corporación Andina de Fomento (CAF), Enrique Garcí­a, habla hoy, jueves 15 de julio de 2010, durante una rueda de prensa para celebrar el 40º aniversario del banco multilateral en la sede del organismo en Caracas (Venezuela). Garcí­a, señaló hoy que espera un “crecimiento medio para la región del 4,5 por ciento en 2010”. EFE/David Fernández

El presidente ejecutivo de la Corporación Andina de Fomento (CAF), Enrique Garcí­a, señaló hoy que espera un “crecimiento medio para la región del 4,5 por ciento en 2010”, durante una rueda de prensa para celebrar el 40º aniversario del banco multilateral.

Garcí­a expresó su confianza en América Latina al destacar su “respuesta efectiva” ante la crisis económica mundial, aunque precisó que el continente necesita una mayor inversión para alcanzar un “ritmo de crecimiento sostenido en torno al 6 por ciento anual”, sin precisar cifras concretas para los diferentes paí­ses.

Este crecimiento, dijo, es indispensable para hacer frente al “problema de la inequidad en la región, la mayor del mundo”

Como retos para alcanzar esta meta, el presidente de la CAF destacó la necesidad de “un mayor esfuerzo en la inversión, aumento de la productividad y una agenda consensuada entre el sector público y privado”.

Asimismo, destacó al organismo que preside desde 1991 como un “ejemplo de lo que puede lograr América Latina cuando se lo propone”, al hacer balance de las cuatro décadas de actividad.

El presidente ejecutivo de la Corporación Andina de Fomento (CAF), Enrique Garcí­a, habla hoy, jueves 15 de julio de 2010, durante una rueda de prensa para celebrar el 40º aniversario del banco multilateral en la sede del organismo en Caracas (Venezuela). Garcí­a, señaló hoy que espera un “crecimiento medio para la región del 4,5 por ciento en 2010”. EFE/David Fernández

“La CAF es el único organismo multilateral del mundo que es propiedad de paí­ses en desarrollo”, destacó Garcí­a desde la sede de la Corporación en Caracas.

El presidente ejecutivo del organismo subrayó el crecimiento de los créditos aprobados por el banco multilateral, que pasaron de 7.946 millones de dólares en 2008 a 9.171 millones de dólares en 2009, lo que supone un incremento del 15,4 por ciento.

Igualmente, enfatizó la reciente “ampliación de capital del organismo en 4.000 millones de dólares”, lo que “permitirá”, dijo, “desarrollar el marco de acción”, del organismo, y la incorporación de Portugal como segundo accionista europeo en la Corporación, tras España.

Garcí­a subrayó, además, el rol decisivo de la CAF como “principal fuente de financiación de los paí­ses fundadores, por encima del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial”.

Como ejes de la actuación remarcó “la integración fí­sica de Suramérica y Mesoamérica”, a través de diversos proyectos financiados por el organismo, especialmente centrados en los ámbitos de infraestructura y energí­a.

“La CAF es el paraguas del banquero en tiempo de lluvia, porque cuando hay sol, no hace falta paraguas“, explicó con ironí­a.

Vista de la sede de la Corporación Andina de Fomento (CAF), en Caracas (Venezuela), en donde el presidente ejecutivo del organismo, Enrique Garcí­a, habló hoy, jueves 15 de julio de 2010, durante una rueda de prensa con motivo de la celebración del 40º aniversario del banco multilateral. Garcí­a, señaló hoy que espera un “crecimiento medio para la región del 4,5 por ciento en 2010”. EFE/David Fernández

Por ello, reafirmó el compromiso de la Corporación con los proyectos de desarrollo de la región al margen de ideologí­as, y destacó que “jamás ha sufrido presión polí­tica alguna”.

Se mostró orgulloso de la “confianza” de los paí­ses miembros, lo que se expresa, dijo, en el hecho de que “todos han cumplido con sus pagos, por lo que la CAF nunca se ha enfrentado con ‘defaults'”.

La Corporación Andina de Fomento comenzó sus operaciones en 1970 con la participación de sus socios fundadores: Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, y desde entonces ha ampliado su rango de acción incluyendo a casi todos los paí­ses de Suramérica y Centroamérica, hasta alcanzar los 18 socios de la actualidad.

Sus accionistas actuales son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela, así­ como 14 bancos privados de la región andina.

Ví­a EFE