El dólar cayó de manera generalizada por temores sobre crecimiento de EEUU

El dólar cayó el jueves de manera generalizada, mientras que el euro subió a un máximo de dos meses de 1,29 dólares, debido a que una baja inflación y débiles datos manufactureros profundizaron la preocupación por la fortaleza de la economí­a estadounidense.

El tercer declive mensual consecutivo en los precios al productor en junio se conoce un dí­a después de que las minutas de la Reserva Federal mostraran que los consejeros del banco creen que podrí­an tener que tomar medidas adicionales para estimular a la economí­a si la recuperación sigue enfriándose.

Esto ayudó a que el euro alcanzara su techo contra el dólar desde mayo.

La moneda única, que descendió a menos de 1,19 dólares a comienzos de junio por los problemas de deuda de la zona euro, ha subido más de un 8 por ciento desde entonces, gracias a exitosas subastas de deuda de Grecia, Portugal y España que devolvieron la tranquilidad.

Los débiles reportes de actividad fabril en el estado de Nueva York y en la costa este del paí­s también golpearon al dólar, después de que el miércoles se supiera que las ventas minoristas descendieron por segundo mes seguido.

El dato “va a dar mayores razones a los operadores para abandonar el dólar a medida que la percepción de riesgo pasa de Europa a Estados Unidos”, dijo Kathy Lien, directora de investigación cambiaria de GFT Forex en Nueva York.

“En general, los fundamentos de Estados Unidos están haciendo que el paí­s sea menos atractivo para los inversionistas“, agregó.

En las operaciones de la tarde en Nueva York, el euro avanzó un 1,4 por ciento a 1,2913 dólares en su mejor dí­a en dos semanas.

Operadores comentaron que los intentos por cubrir apuestas contra el euro que se habí­an acumulado en los últimos meses han acelerado su avance.

Los posicionamientos y consideraciones técnicas sugieren que “un movimiento hacia 1,30 dólares es realista”, dijo Derek Halpenny, jefe de estudios cambiarios en Europa de BTM/UFJ.

El dólar cayó un 1,0 por ciento a 87,54 yenes y tocó un mí­nimo de cinco meses y medio contra el franco suizo en 1,0401 unidades. La libra esterlina subió más de un 1,0 por ciento a 1,5443 dólares.

El í­ndice dólar, que mide el desempeño del billete verde frente a una canasta de seis monedas de referencia, tocó un mí­nimo de dos meses, con lo que ha recortado más de un tercio de su escalada iniciada en noviembre. Cerró con una baja de un 1,1 por ciento a 82,457.

Citando un deterioro en el panorama de crecimiento para Estados Unidos, Goldman Sachs proyecta ahora que el euro se sitúe en 1,22 dólares en los próximos tres meses, frente a los 1,15 dólares que estimó en junio.

Pero el estratega de BNP Paribas Sebastien Galy, atribuyó el movimiento a una frenética cobertura de posiciones cortas en el euro y dijo que una curva plana de los rendimientos en Estados Unidos alentó a los inversores japoneses a repatriar ganancias, impulsando así­ al yen.

Por Vivianne Rodrigues
(Reporte adicional de Steven C. Johnson y Nick Olivari en Nueva York y Jessica Mortimer en Londres)
Reuters