Aerolí­neas preparan mecanismos para cumplir con revisión de cargamento

Una enorme máquina de rayos X es utilizada para revisar artí­culos durante una demostración en una bodega de procesamiento de carga de American Airlines en el Aeropuerto Internacional Dallas-Fort Worth, en Grapevine, Texas, el viernes 16 de julio del 2010. (Foto AP/LM Otero)

Las aerolí­neas están comprando máquinas gigantes de rayos X y otros equipos a fin de cumplir con la fecha lí­mite del 1 de agosto para comenzar a revisar todo el cargamento que se transporta en aviones de pasajeros.

Funcionarios federales dicen que los nuevos reglamentos cierran una enorme fisura en materia de seguridad. Apenas hace cuatro años, sólo la mitad de la carga era inspeccionada.

Pero los sistemas para evitar que los terroristas coloquen una bomba en un avión están lejos de ser herméticos. Los cargamentos que llegan a Estados Unidos de otros paí­ses con frecuencia no son inspeccionados.

En una bodega sofocante de calor próxima al Aeropuerto Internacional Dallas-Fort Worth, trabajadores de American Airlines eran entrenados el viernes en el uso de una enorme caja negra de 3,6 metros de altura (12 pies), una máquina de rayos X que fue instalada apenas hace dos semanas.

Cerca de allí­, otro empleado de la compañí­a pasaba un tubo sobre algunas cajas, en busca de rastros de explosivos. El trabajador comentó que en ocasiones los fertilizantes detonan una alarma.

Para aliviar el trabajo a las aerolí­neas, aproximadamente la mitad de toda la carga nacional es revisada en más de 800 instalaciones operadas por compañí­as certificadas por la Administración de Seguridad en el Transporte. La TSA (por sus iniciales en inglés) se apoya en esos operadores para asegurar que los cargamentos no sean abiertos antes de llegar al aeropuerto.

Sin esos 800 centros que se encargan de la mitad de la carga, tomarí­a a American Airlines mucho más horas para inspeccionar cada embarque. Además obligarí­a a los remitentes a entregar sus artí­culos al aeropuerto varias horas antes, anulando la ventaja de velocidad del transporte aéreo, dijo Dave Brooks, presidente de la división de carga de American Airlines.

Para el cargamento que inspecciona la aerolí­nea, a partir del 1 de agosto la empresa incrementará sus tarifas y obligará a los remitentes a llegar al aeropuerto dos horas antes.

Por DAVID KOENIG
Copyright 2010 The Associated Press.