El euro estancó su alza frente al dólar tras tocar máximo de dos meses

El euro retrocedió el viernes tras tocar un máximo de dos meses frente a un dólar en caí­da, después de que los inversionistas consideraran que el alza habí­a sido excesiva.

Un sondeo privado que mostró un desplome en la confianza del consumidor estadounidense a comienzos de julio se sumó a los factores negativos para el dólar, llevando al billete verde a un mí­nimo de siete meses frente al yen.

Las cifras publicadas el viernes sobre inflación y flujos de capitales no lograron alterar la actitud hacia el dólar.

“El euro sigue teniendo una demanda relativamente sólida y no me sorprenderí­a verlo tocar los 1,32 dólares la próxima semana a medida que la gente sigue queriendo salir de estas posiciones cortas”, dijo John McCarthy, director de operaciones en el mercado cambiario de ING Capital Markets en Nueva York.

Sobre la tarde de Nueva York, el euro quedó prácticamente estable en el dí­a a 1,2935 dólares, tras subir a un máximo de dos meses de 1,3008 dólares en la plataforma electrónica EBS.

El rompimiento de la barrera de 1,3000 elevará la resistencia hacia el territorio de 1,3125 dólares, según analistas.

“No creo que podamos concluir que los movimientos de hoy representen un cambio en el ánimo del mercado, es más el resultado del movimiento de los operadores para reducir riesgos de cara al fin de semana”, dijo Dan Cook, analista de IG Markets, en Chicago.

La reciente alza en las tasas de créditos interbancarios en euros ganó velocidad el viernes, impulsada por la fuerte caí­da en el dinero inyectado por el Banco Central Europeo en los mercados de dinero.

El euro ha subido más de un 9 por ciento tras tocar un mí­nimo en cuatro años de 1,1875 dólares el 7 de junio, al ceder las preocupaciones por la crisis fiscal europea tras exitosas subastas de deuda en Grecia, Portugal y España.

Las pruebas de tensión que realiza la Unión Europea demostrarán que todos los grandes bancos europeos cuentan con el suficiente capital, dijo el viernes el jefe del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, aliviando los temores sobre los problemas fiscales en la zona euro.

Sin embargo, otros analistas señalan que un mayor debilitamiento del dólar frente a otras monedas, especialmente el euro, podrí­a ser limitado.

“El ajuste del dólar puede justificarse ya que la Fed podrí­a dar mayor flexibilización, pero en el largo plazo podrí­a comenzar a beneficiarse de los flujos en busca de seguridad”, dijo Jane Foley, directora de investigación de Forex.com en Londres.

“Si la Fed no va a elevar sus tasas, es difí­cil imaginarse al BCE elevándolas primero”, añadió.

Los operadores siguen de cerca también la paridad dólar/yen ante la posibilidad de que la divisa estadounidense caiga a su menor nivel en 15 años si rompe el mí­nimo alcanzado en noviembre del 2009, que es de 84,81 yenes según datos de Reuters y de 84,82 yenes en la plataforma electrónica EBS.

El dólar cayó un 1 por ciento a 86,62 yenes tras descender hasta un mí­nimo de 86,27 yenes en la plataforma EBS.

Por Nick Olivari
(Reporte adicional de Jessica Mortimer en Londres)
Reuters